5 Consejos de crecimiento para encaminar su negocio en la dirección correcta

{h1}

Una vez que se establece un negocio y se sale de los bloques de inicio, el propietario de una pequeña empresa debe prepararse para el crecimiento y el éxito centrándose en 5 principios básicos.

Comenzar un pequeño negocio es emocionante y abrumador. Dar los primeros pasos requiere agallas, pasión y compromiso para transformar un sueño y una visión empresarial en realidad. Una vez que se establece un negocio y está fuera de los bloques de inicio, el propietario de una pequeña empresa debe prepararse para el crecimiento y el éxito, centrándose en cinco principios básicos. Domina esto y tendrás tu negocio en la dirección correcta:

1. Plan: El crecimiento en un negocio no ocurre de la noche a la mañana. Los propietarios deben prepararse para el crecimiento mediante la planificación para ello. Muchos propietarios de pequeñas empresas que comienzan a partir tienen un pensamiento en mente: ¡vender más y crecer! Sin embargo, el crecimiento requiere una cuidadosa consideración en muchas áreas diferentes del negocio, tales como operaciones, personal, instalaciones, finanzas y marketing. La planificación consiste en evaluar cómo los cambios futuros interactuarán entre sí, y cómo los costos se ven afectados de manera positiva y negativa. Muchos propietarios de pequeñas empresas piensan que la planificación es solo para grandes empresas, ¡pero lo que no se dan cuenta es que esas empresas se hicieron grandes a través de la planificación!

2 personas: Las personas son el mayor activo que cualquier empresa puede tener. Sin empleados calificados y dedicados, independientemente de su puesto de trabajo, una empresa no puede operar de manera eficiente, comercializar, vender y atender a los clientes. Sin embargo, los empleados deben ser preparados para el crecimiento a través de tutorías y capacitación. A medida que la empresa se expande, el crecimiento se basa en muchos factores: productos o servicios, marketing, competencia, capitalización de oportunidades, mejora de las debilidades y aprovechamiento de los recursos internos. Los empleados calificados, junto con otras fortalezas de una empresa, crean la base necesaria para el crecimiento futuro.

3. Priorizar: El crecimiento exitoso requiere priorizar tareas, estrategias y objetivos. Los propietarios deben revisar los enfoques comerciales que funcionan, los objetivos que se están cumpliendo y las tareas que deben cambiarse para mejorar aún más las operaciones y los objetivos comerciales. Las decisiones de hoy afectan el crecimiento de mañana; por lo tanto, las decisiones que agregan poco valor o eficiencia deben recibir una prioridad más baja en comparación con las decisiones que mejoran la eficiencia operativa y maximizan las ganancias, lo que lleva a un mayor valor comercial. La priorización permite al propietario de la empresa centrarse en aquellos elementos que tienen el mayor impacto de mejorar la probabilidad de un crecimiento exitoso.

4. Procesos y procedimientos: Todas las empresas operan con diversos procesos y procedimientos. El crecimiento exitoso del negocio se centra en mejorar continuamente los procesos y procedimientos involucrados en la creación y entrega de los productos y servicios de una empresa. En un mercado altamente competitivo, una pequeña empresa debe adaptarse, evolucionar y mejorar lo que hace, además de desarrollar nuevos procesos y procedimientos para mantenerse actualizado con las ofertas y la competencia actualizadas. Es una necesidad para los propietarios de pequeñas empresas revisar su operación completa y racionalizar los procesos y procedimientos, siempre que sea posible, para reducir las ineficiencias y los costos. La eliminación de procesos y procedimientos costosos o ineficientes y la maximización de los eficientes logran un elemento crítico necesario para el crecimiento exitoso.

5. Ritmo: Una pequeña empresa debe acelerar su crecimiento basándose en el logro de varios hitos predeterminados centrados en los objetivos y metas de la empresa, y luego aumentar y mejorar lentamente todas las áreas funcionales necesarias para manejar el crecimiento. El negocio debe progresar a niveles cómodos y realistas basados ​​en recursos internos y fortalezas para lograr el crecimiento deseado. A medida que el crecimiento se implementa con éxito en un nivel, se puede agregar un mayor crecimiento de manera incremental.

Cuando estos cinco principios básicos de crecimiento se aplican de manera consistente, el éxito en una pequeña empresa puede lograrse de manera constante y ordenada.

Comenzar un pequeño negocio es emocionante y abrumador. Dar los primeros pasos requiere agallas, pasión y compromiso para transformar un sueño y una visión empresarial en realidad. Una vez que se establece un negocio y está fuera de los bloques de inicio, el propietario de una pequeña empresa debe prepararse para el crecimiento y el éxito, centrándose en cinco principios básicos. Domina esto y tendrás tu negocio en la dirección correcta:

1. Plan: El crecimiento en un negocio no ocurre de la noche a la mañana. Los propietarios deben prepararse para el crecimiento mediante la planificación para ello. Muchos propietarios de pequeñas empresas que comienzan a partir tienen un pensamiento en mente: ¡vender más y crecer! Sin embargo, el crecimiento requiere una cuidadosa consideración en muchas áreas diferentes del negocio, tales como operaciones, personal, instalaciones, finanzas y marketing. La planificación consiste en evaluar cómo los cambios futuros interactuarán entre sí, y cómo los costos se ven afectados de manera positiva y negativa. Muchos propietarios de pequeñas empresas piensan que la planificación es solo para grandes empresas, ¡pero lo que no se dan cuenta es que esas empresas se hicieron grandes a través de la planificación!

2 personas: Las personas son el mayor activo que cualquier empresa puede tener. Sin empleados calificados y dedicados, independientemente de su puesto de trabajo, una empresa no puede operar de manera eficiente, comercializar, vender y atender a los clientes. Sin embargo, los empleados deben ser preparados para el crecimiento a través de tutorías y capacitación. A medida que la empresa se expande, el crecimiento se basa en muchos factores: productos o servicios, marketing, competencia, capitalización de oportunidades, mejora de las debilidades y aprovechamiento de los recursos internos. Los empleados calificados, junto con otras fortalezas de una empresa, crean la base necesaria para el crecimiento futuro.

3. Priorizar: El crecimiento exitoso requiere priorizar tareas, estrategias y objetivos. Los propietarios deben revisar los enfoques comerciales que funcionan, los objetivos que se están cumpliendo y las tareas que deben cambiarse para mejorar aún más las operaciones y los objetivos comerciales. Las decisiones de hoy afectan el crecimiento de mañana; por lo tanto, las decisiones que agregan poco valor o eficiencia deben recibir una prioridad más baja en comparación con las decisiones que mejoran la eficiencia operativa y maximizan las ganancias, lo que lleva a un mayor valor comercial. La priorización permite al propietario de la empresa centrarse en aquellos elementos que tienen el mayor impacto de mejorar la probabilidad de un crecimiento exitoso.

4. Procesos y procedimientos: Todas las empresas operan con diversos procesos y procedimientos. El crecimiento exitoso del negocio se centra en mejorar continuamente los procesos y procedimientos involucrados en la creación y entrega de los productos y servicios de una empresa. En un mercado altamente competitivo, una pequeña empresa debe adaptarse, evolucionar y mejorar lo que hace, además de desarrollar nuevos procesos y procedimientos para mantenerse actualizado con las ofertas y la competencia actualizadas. Es una necesidad para los propietarios de pequeñas empresas revisar su operación completa y racionalizar los procesos y procedimientos, siempre que sea posible, para reducir las ineficiencias y los costos. La eliminación de procesos y procedimientos costosos o ineficientes y la maximización de los eficientes logran un elemento crítico necesario para el crecimiento exitoso.

5. Ritmo: Una pequeña empresa debe acelerar su crecimiento basándose en el logro de varios hitos predeterminados centrados en los objetivos y metas de la empresa, y luego aumentar y mejorar lentamente todas las áreas funcionales necesarias para manejar el crecimiento. El negocio debe progresar a niveles cómodos y realistas basados ​​en recursos internos y fortalezas para lograr el crecimiento deseado. A medida que el crecimiento se implementa con éxito en un nivel, se puede agregar un mayor crecimiento de manera incremental.


Vídeo: Cuando Te Sientas Perdido/a Y No Sepas Que Hacer Con Tu Vida Acuérdate De Este Video


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com