5 Consejos para iniciar una carrera en coaching empresarial

{h1}

Si existiera una fórmula mágica para el éxito del coaching empresarial, todos se convertirían en un coach empresarial. Siga estos consejos para aumentar sus posibilidades de éxito.

En muchas carreras llega un punto en el que el giro es necesario o deseable. Para los profesionales de negocios exitosos, uno de los pivotes más naturales ocurre cuando las personas dejan de practicar negocios y comienzan a entrenar o consultar a otros.

Esta transición puede ser refrescante y emocionante, pero querrá tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Establecer una declaración de misión.

Cualquier carrera exitosa en coaching empresarial comienza con el establecimiento de objetivos definidos. Y en el corazón del establecimiento de metas está la reflexión personal. Debes sentarte y ser honesto contigo mismo con respecto a por qué estás haciendo este cambio de carrera y cuál quieres que sea el resultado. En particular, debe ser capaz de responder las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué quiero ser un entrenador de negocios?
  • ¿Cómo describiría mejor mi enfoque del coaching?
  • ¿Cuánto tiempo espero ser un coach de negocios?
  • ¿Qué resultados estoy buscando como entrenador de negocios?

Al responder estas preguntas, desarrollará una declaración de misión concreta. Los resultados pueden sorprenderlo, pero serán precisos y directos.

Por ejemplo, después de responder a las preguntas, su declaración de misión puede tener este aspecto: "Ser un coach de negocios de bajo costo durante los próximos cinco a diez años con la intención de ayudar a los propietarios de pequeñas empresas a prosperar en medio de una competencia corporativa a gran escala". Esta declaración de misión presenta un objetivo específico que lo guiará para tomar decisiones y decisiones específicas.

Por otro lado, si no ha respondido las preguntas, su declaración de misión no verbalizada podría tener el siguiente aspecto: "Ser un coach de negocios rentable por algunos años". Una declaración vaga como esta proporciona muy poca orientación.

2. Implementar un modelo de negocio.

Una vez que haya establecido su misión y objetivos, puede centrarse en establecer un modelo de negocio que complemente estos objetivos. Como consultor, su modelo de negocio consistirá esencialmente en dos componentes principales.

Para empezar, necesitará un modelo de negocio para su práctica que explique su estrategia de precios, técnicas de generación de clientes potenciales y planes para el crecimiento futuro. En segundo lugar, necesitará un modelo de negocio para ayudar a sus clientes a escalar sus propios negocios. Vamos a discutir esto último por un momento.

La mayoría de los coaches de negocios eligen un modelo estándar y luego hacen sus propios ajustes y ajustes. Un marco común es el modelo GROW (objetivo, realidad, obstáculos y camino a seguir). Este modelo se introdujo en la década de 1980 y es una forma sistemática de ver la resolución de problemas empresariales. También es posible que desee considerar el Modelo SMART (específico, medible, alcanzable, realista y de duración determinada), otro modelo de uso común.

Después de identificar un modelo para usar, puede establecer consistencia y darle a su empresa una base sólida sobre la cual construir. Cuando se ve a través de la lente de su declaración de misión, tendrá una comprensión clara de hacia dónde se dirige.

3. Adjunte su nombre a la propiedad intelectual

Si bien su enfoque inicial debería ser encontrar clientes y ofrecerles un coaching excepcional, debe comenzar a pensar en el panorama general. Muchos coaches de negocios usan sus firmas de coaching como catalizadores para esfuerzos comerciales adicionales. Tomemos a Michael Port como ejemplo. Convirtió su exitosa carrera como entrenador en una carrera mucho más lucrativa al crear una propiedad intelectual integral.

La belleza de su situación es que cada aspecto de su negocio alimenta al otro. Sus experiencias de coaching lo llevan a más oportunidades para hablar y escribir, mientras que estas oportunidades lo ayudan simultáneamente a conseguir más clientes. Es un camino de doble sentido beneficioso.

Es posible que no tenga tiempo para escribir un libro o desarrollar un plan de estudios cuando está comenzando, pero es inteligente comenzar a generar ideas. Piense en ideas para libros, programas, cursos, seminarios web y temas de conversación. Luego, mantenga esto en mente mientras invierte en sus clientes.

4. Encuentra los clientes adecuados

Ser exitoso en el coaching de negocios se trata de encontrar los clientes adecuados. Si su red es demasiado amplia, perderá mucho tiempo en clientes que no se alinean con sus objetivos. Si su alcance es demasiado estrecho, terminará sin ningún cliente. La clave es identificar un nicho y apuntarlo fuertemente. Cuantos más clientes obtenga en el mismo nicho, más fácil será su trabajo.

5. Aprovecha tu experiencia.

El último consejo es aprovechar sus experiencias pasadas. Al elegir un nicho, es una buena idea centrarse en un tema o problema que le resulte natural. Por ejemplo, si su carrera anterior fue en recursos humanos, puede ser natural trabajar con los clientes para desarrollar el liderazgo. Este crossover orgánico te hará mejor en lo que haces.

El éxito radica en los detalles.

Si existiera una fórmula mágica para el éxito del coaching empresarial, todos se convertirían en un coach empresarial. Lo mejor que puede hacer es absorber la mayor cantidad de información posible de fuentes confiables. Escoge fragmentos y piezas de ese consejo y luego desarrolla un fuerte plan de ataque. En el mundo del coaching, el éxito radica en los detalles.

En muchas carreras llega un punto en el que el giro es necesario o deseable. Para los profesionales de negocios exitosos, uno de los pivotes más naturales ocurre cuando las personas dejan de practicar negocios y comienzan a entrenar o consultar a otros.

Esta transición puede ser refrescante y emocionante, pero querrá tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Establecer una declaración de misión.

Cualquier carrera exitosa en coaching empresarial comienza con el establecimiento de objetivos definidos. Y en el corazón del establecimiento de metas está la reflexión personal. Debes sentarte y ser honesto contigo mismo con respecto a por qué estás haciendo este cambio de carrera y cuál quieres que sea el resultado. En particular, debe ser capaz de responder las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué quiero ser un entrenador de negocios?
  • ¿Cómo describiría mejor mi enfoque del coaching?
  • ¿Cuánto tiempo espero ser un coach de negocios?
  • ¿Qué resultados estoy buscando como entrenador de negocios?

Al responder estas preguntas, desarrollará una declaración de misión concreta. Los resultados pueden sorprenderlo, pero serán precisos y directos.

Por ejemplo, después de responder a las preguntas, su declaración de misión puede tener este aspecto:"Ser un coach de negocios de bajo costo durante los próximos cinco a diez años con la intención de ayudar a los propietarios de pequeñas empresas a prosperar en medio de una competencia corporativa a gran escala".Esta declaración de misión presenta un objetivo específico que lo guiará para tomar decisiones y decisiones específicas.

Por otro lado, si no ha respondido las preguntas, su declaración de misión no verbalizada podría tener el siguiente aspecto: "Ser un coach de negocios rentable por algunos años".Una declaración vaga como esta proporciona muy poca orientación.

2. Implementar un modelo de negocio.

Una vez que haya establecido su misión y objetivos, puede centrarse en establecer un modelo de negocio que complemente estos objetivos. Como consultor, su modelo de negocio consistirá esencialmente en dos componentes principales.

Para empezar, necesitará un modelo de negocio para su práctica que explique su estrategia de precios, técnicas de generación de clientes potenciales y planes para el crecimiento futuro. En segundo lugar, necesitará un modelo de negocio para ayudar a sus clientes a escalar sus propios negocios. Vamos a discutir esto último por un momento.

La mayoría de los coaches de negocios eligen un modelo estándar y luego hacen sus propios ajustes y ajustes. Un marco común es el modelo GROW (objetivo, realidad, obstáculos y camino a seguir). Este modelo se introdujo en la década de 1980 y es una forma sistemática de ver la resolución de problemas empresariales. También es posible que desee considerar el Modelo SMART (específico, medible, alcanzable, realista y de duración determinada), otro modelo de uso común.

Después de identificar un modelo para usar, puede establecer consistencia y darle a su empresa una base sólida sobre la cual construir. Cuando se ve a través de la lente de su declaración de misión, tendrá una comprensión clara de hacia dónde se dirige.

3. Adjunte su nombre a la propiedad intelectual

Si bien su enfoque inicial debería ser encontrar clientes y ofrecerles un coaching excepcional, debe comenzar a pensar en el panorama general. Muchos coaches de negocios usan sus firmas de coaching como catalizadores para esfuerzos comerciales adicionales. Tomemos a Michael Port como ejemplo. Convirtió su exitosa carrera como entrenador en una carrera mucho más lucrativa al crear una propiedad intelectual integral.


Vídeo: Las Siete Claves para ser un buen Coach


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com