Equilibrar lo personal con lo profesional en el lugar de trabajo

{h1}

10 maneras comprobadas de evitar un error de juicio y, en cambio, ser conocido por su encanto, buen gusto y profesionalidad.

Insultar a un empleado puede dar como resultado cualquier número de resultados: una bofetada figurativa en la muñeca, desconfianza en el lugar de trabajo o incluso una demanda. Saber cómo equilibrar su vida personal y profesional puede minimizar las posibilidades de cometer tales errores.

Aquí hay 10 formas comprobadas de evitar un error de juicio y, en cambio, ser conocido por su encanto, buen gusto y profesionalidad:

  1. Respeta la vida personal de tus trabajadores. El hecho de que esté al tanto de los asuntos personales de otras personas no significa que tenga que invadir su privacidad. Es aceptable escuchar si los empleados se acercan a usted por un problema personal. De hecho, es posible que necesite escuchar para ganar o mantener la confianza. No está bien, sin embargo, presionar para obtener más detalles.
  2. Evite el contacto físico. A la mayoría de las personas no les gusta que las toquen en el lugar de trabajo. Solo la idea de rozar contra algunos colegas es suficiente para hacer temblar. Incluso una palmadita inocente en el brazo puede ser mal interpretada. Abrazar puede ser el lenguaje universal del amor, pero una sonrisa va muy lejos y te mantendrá fuera de problemas.
  3. No rompas la regla de "TMI". Demasiada información puede hacer que la gente se sienta incómoda. No asumas que otros quieren saber los detalles de tu noche de sábado, las maravillas de Viagra o los efectos calmantes de Prozac. Una cosa es discutir asuntos personales relacionados con la salud o las citas con un amigo cercano; Otra muy distinta es plantear estos problemas a los empleados.
  4. Templa tu humor. Equípate con un medidor de "adecuación" cuando se trata de tu humor. Considere los chistes religiosos, raciales, de género y sexuales que están fuera de los límites. Además, evita el sarcasmo extremo. En su lugar, utiliza el humor para facilitar la comunicación y construir relaciones. Si es doloroso o resulta en el ridículo de otros, el humor es inapropiado y siempre debe evitarse.
  5. Mantén tus cumplidos impersonales. La adulación cuidadosamente redactada puede significar la diferencia entre un cumplido aceptable y un comentario inaceptable. Considera "Esa es una bonita corbata" en lugar de "Te ves bien en ese conjunto". O dices: "El azul es un buen color para ti" en lugar de "Ese vestido realmente hace juego con tus ojos".
  6. Mantener la objetividad durante una revisión. Las revisiones pueden ser difíciles, especialmente si el empleado es un amigo. Aún así, su trabajo es ofrecer una crítica constructiva. Haga una distinción, por ejemplo, entre la persona y la función de trabajo. Recuerde: el proceso de evaluación consiste en ayudar al empleado a mejorar el desempeño futuro, no en sus sentimientos personales sobre la persona.
  7. Dar regalos sabiamente. Dar regalos debe ser simple y sin estrés, pero en el lugar de trabajo las reglas son diferentes. ¿Cuánto debería gastar? ¿Qué son los regalos “seguros” para dar? Siga la política establecida de regalos de su empresa. Asegúrese de que su regalo se adapte a la personalidad del destinatario y que no sea demasiado costoso ni personal. Considere la posibilidad de asociarse con compañeros de trabajo para presentar un jefe con un regalo.
  8. Tenga cuidado cuando sirva alcohol en un evento patrocinado por el trabajo. El hecho de que el alcohol esté disponible no le da a alguien la licencia para convertirse en un borracho. Además de arruinar sus palabras o tropezar con posibles clientes, puede poner a su compañía en riesgo de litigios costosos en el futuro si tuviera que dejar una fiesta en estado de ebriedad y luego sufrir un accidente automovilístico. Considere saltarse el alcohol por completo. El agua y los refrescos siguen siendo una buena alternativa para calmar la sed y evitar una situación embarazosa.
  9. Vístase con atuendo profesional. Incluso si ha establecido un código de vestimenta tácito y no escrito, es una buena idea vestirse de manera conservadora. Exudar una imagen positiva y profesional por la ropa que usas construye credibilidad. Como líder, establece el tono ya sea en la ropa que usa o en el idioma que usa, así que mantenga sus jeans rotos y su camiseta de concierto de rock en casa.
  10. En caso de duda, considere las antiguas reglas de etiqueta. A veces es mejor confiar en modales pasados ​​a la hora de equilibrar con éxito lo personal con lo profesional. Si su abuela lo desaprobaría, entonces probablemente sea una apuesta segura que sus empleados también lo harán.

Insultar a un empleado puede dar como resultado cualquier número de resultados: una bofetada figurativa en la muñeca, desconfianza en el lugar de trabajo o incluso una demanda. Saber cómo equilibrar su vida personal y profesional puede minimizar las posibilidades de cometer tales errores.

Aquí hay 10 formas comprobadas de evitar un error de juicio y, en cambio, ser conocido por su encanto, buen gusto y profesionalidad:

  1. Respeta la vida personal de tus trabajadores. El hecho de que esté al tanto de los asuntos personales de otras personas no significa que tenga que invadir su privacidad. Es aceptable escuchar si los empleados se acercan a usted por un problema personal. De hecho, es posible que necesite escuchar para ganar o mantener la confianza. No está bien, sin embargo, presionar para obtener más detalles.
  2. Evite el contacto físico. A la mayoría de las personas no les gusta que las toquen en el lugar de trabajo. Solo la idea de rozar contra algunos colegas es suficiente para hacer temblar. Incluso una palmadita inocente en el brazo puede ser mal interpretada. Abrazar puede ser el lenguaje universal del amor, pero una sonrisa va muy lejos y te mantendrá fuera de problemas.
  3. No rompas la regla de "TMI". Demasiada información puede hacer que la gente se sienta incómoda. No asumas que otros quieren saber los detalles de tu noche de sábado, las maravillas de Viagra o los efectos calmantes de Prozac. Una cosa es discutir asuntos personales relacionados con la salud o las citas con un amigo cercano; Otra muy distinta es plantear estos problemas a los empleados.
  4. Templa tu humor. Equípate con un medidor de "adecuación" cuando se trata de tu humor. Considere los chistes religiosos, raciales, de género y sexuales que están fuera de los límites. Además, evita el sarcasmo extremo. En su lugar, utiliza el humor para facilitar la comunicación y construir relaciones. Si es doloroso o resulta en el ridículo de otros, el humor es inapropiado y siempre debe evitarse.
  5. Mantén tus cumplidos impersonales. La adulación cuidadosamente redactada puede significar la diferencia entre un cumplido aceptable y un comentario inaceptable. Considera "Esa es una bonita corbata" en lugar de "Te ves bien en ese conjunto". O dices: "El azul es un buen color para ti" en lugar de "Ese vestido realmente hace juego con tus ojos".
  6. Mantener la objetividad durante una revisión. Las revisiones pueden ser difíciles, especialmente si el empleado es un amigo. Aún así, su trabajo es ofrecer una crítica constructiva. Haga una distinción, por ejemplo, entre la persona y la función de trabajo. Recuerde: el proceso de evaluación consiste en ayudar al empleado a mejorar el desempeño futuro, no en sus sentimientos personales sobre la persona.
  7. Dar regalos sabiamente. Dar regalos debe ser simple y sin estrés, pero en el lugar de trabajo las reglas son diferentes. ¿Cuánto debería gastar? ¿Qué son los regalos “seguros” para dar? Siga la política establecida de regalos de su empresa. Asegúrese de que su regalo se adapte a la personalidad del destinatario y que no sea demasiado costoso ni personal. Considere la posibilidad de asociarse con compañeros de trabajo para presentar un jefe con un regalo.
  8. Tenga cuidado cuando sirva alcohol en un evento patrocinado por el trabajo. El hecho de que el alcohol esté disponible no le da a alguien la licencia para convertirse en un borracho. Además de arruinar sus palabras o tropezar con posibles clientes, puede poner a su compañía en riesgo de litigios costosos en el futuro si tuviera que dejar una fiesta en estado de ebriedad y luego sufrir un accidente automovilístico. Considere saltarse el alcohol por completo. El agua y los refrescos siguen siendo una buena alternativa para calmar la sed y evitar una situación embarazosa.
  9. Vístase con atuendo profesional. Incluso si ha establecido un código de vestimenta tácito y no escrito, es una buena idea vestirse de manera conservadora. Exudar una imagen positiva y profesional por la ropa que usas construye credibilidad. Como líder, establece el tono ya sea en la ropa que usa o en el idioma que usa, así que mantenga sus jeans rotos y su camiseta de concierto de rock en casa.
  10. En caso de duda, considere las antiguas reglas de etiqueta. A veces es mejor confiar en modales pasados ​​a la hora de equilibrar con éxito lo personal con lo profesional. Si su abuela lo desaprobaría, entonces probablemente sea una apuesta segura que sus empleados también lo harán.
Insultar a un empleado puede dar como resultado cualquier número de resultados: una bofetada figurativa en la muñeca, desconfianza en el lugar de trabajo o incluso una demanda. Saber cómo equilibrar su vida personal y profesional puede minimizar las posibilidades de cometer tales errores.

Aquí hay 10 formas comprobadas de evitar un error de juicio y, en cambio, ser conocido por su encanto, buen gusto y profesionalidad:

  1. Respeta la vida personal de tus trabajadores. El hecho de que esté al tanto de los asuntos personales de otras personas no significa que tenga que invadir su privacidad. Es aceptable escuchar si los empleados se acercan a usted por un problema personal. De hecho, es posible que necesite escuchar para ganar o mantener la confianza. No está bien, sin embargo, presionar para obtener más detalles.
  2. Evite el contacto físico. A la mayoría de las personas no les gusta que las toquen en el lugar de trabajo. Solo la idea de rozar contra algunos colegas es suficiente para hacer temblar. Incluso una palmadita inocente en el brazo puede ser mal interpretada. Abrazar puede ser el lenguaje universal del amor, pero una sonrisa va muy lejos y te mantendrá fuera de problemas.
  3. No rompas la regla de "TMI". Demasiada información puede hacer que la gente se sienta incómoda. No asumas que otros quieren saber los detalles de tu noche de sábado, las maravillas de Viagra o los efectos calmantes de Prozac. Una cosa es discutir asuntos personales relacionados con la salud o las citas con un amigo cercano; Otra muy distinta es plantear estos problemas a los empleados.
  4. Templa tu humor. Equípate con un medidor de "adecuación" cuando se trata de tu humor. Considere los chistes religiosos, raciales, de género y sexuales que están fuera de los límites. Además, evita el sarcasmo extremo. En su lugar, utiliza el humor para facilitar la comunicación y construir relaciones. Si es doloroso o resulta en el ridículo de otros, el humor es inapropiado y siempre debe evitarse.
  5. Mantén tus cumplidos impersonales. La adulación cuidadosamente redactada puede significar la diferencia entre un cumplido aceptable y un comentario inaceptable. Considera "Esa es una bonita corbata" en lugar de "Te ves bien en ese conjunto". O dices: "El azul es un buen color para ti" en lugar de "Ese vestido realmente hace juego con tus ojos".
  6. Mantener la objetividad durante una revisión. Las revisiones pueden ser difíciles, especialmente si el empleado es un amigo. Aún así, su trabajo es ofrecer una crítica constructiva. Haga una distinción, por ejemplo, entre la persona y la función de trabajo. Recuerde: el proceso de evaluación consiste en ayudar al empleado a mejorar el desempeño futuro, no en sus sentimientos personales sobre la persona.
  7. Dar regalos sabiamente. Dar regalos debe ser simple y sin estrés, pero en el lugar de trabajo las reglas son diferentes. ¿Cuánto debería gastar? ¿Qué son los regalos “seguros” para dar? Siga la política establecida de regalos de su empresa. Asegúrese de que su regalo se adapte a la personalidad del destinatario y que no sea demasiado costoso ni personal. Considere la posibilidad de asociarse con compañeros de trabajo para presentar un jefe con un regalo.
  8. Tenga cuidado cuando sirva alcohol en un evento patrocinado por el trabajo. El hecho de que el alcohol esté disponible no le da a alguien la licencia para convertirse en un borracho. Además de arruinar sus palabras o tropezar con posibles clientes, puede poner a su compañía en riesgo de litigios costosos en el futuro si tuviera que dejar una fiesta en estado de ebriedad y luego sufrir un accidente automovilístico. Considere saltarse el alcohol por completo. El agua y los refrescos siguen siendo una buena alternativa para calmar la sed y evitar una situación embarazosa.
  9. Vístase con atuendo profesional. Incluso si ha establecido un código de vestimenta tácito y no escrito, es una buena idea vestirse de manera conservadora. Exudar una imagen positiva y profesional por la ropa que usas construye credibilidad. Como líder, establece el tono ya sea en la ropa que usa o en el idioma que usa, así que mantenga sus jeans rotos y su camiseta de concierto de rock en casa.
  10. En caso de duda, considere las antiguas reglas de etiqueta. A veces es mejor confiar en modales pasados ​​a la hora de equilibrar con éxito lo personal con lo profesional. Si su abuela lo desaprobaría, entonces probablemente sea una apuesta segura que sus empleados también lo harán.

Vídeo: 4 Tips para Balancear el Trabajo y Tu Vida Personal


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com