Tratar con un jefe difícil

{h1}

¿alguna vez has tenido el disgusto de trabajar con alguien que es difícil? Es bastante común trabajar junto a personas que son comunicadores condescendientes, ineficaces o acosadores, o cuyas personalidades y acciones simplemente lo molestan. Este problema se vuelve aún peor cuando esa persona es su jefe o supervisor. Las frustraciones y la ira creadas a partir de su interacción con un jefe difícil pueden acumularse y, eventualmente, pueden llevar a una disminución de la productividad, a un bajo nivel de moral o incluso a su decisión de renunciar a su trabajo. Alternativamente, sus frustraciones pueden salir a la superficie y causar hostilida

¿Alguna vez has tenido el disgusto de trabajar con alguien que es difícil? Es bastante común trabajar junto a personas que son comunicadores condescendientes, ineficaces o acosadores, o cuyas personalidades y acciones simplemente lo molestan. Este problema se vuelve aún peor cuando esa persona es su jefe o supervisor. Las frustraciones y la ira creadas a partir de su interacción con un jefe difícil pueden acumularse y, eventualmente, pueden llevar a una disminución de la productividad, a un bajo nivel de moral o incluso a su decisión de renunciar a su trabajo. Alternativamente, sus frustraciones pueden salir a la superficie y causar hostilidad entre usted y su jefe, lo que puede llevar a su terminación.

Aquí hay algunos consejos a seguir para ayudar a mejorar sus relaciones con un jefe difícil.
No pierdas tu cabeza
Rudyard Kipling escribió un poema de inspiración titulado “Si". Él escribe: "Si puedes mantener tu cabeza cuando todo acerca de ti / ¿Están perdiendo la de ellos y echándote la culpa"? "Tu tierra es y todo lo que hay en ella". Siempre he entendido que este poema es un mantra de paciencia y tolerancia.

Aplicado a esta situación de tratar con un jefe difícil, respire profundamente antes de tomar una decisión para reaccionar ante el comportamiento molesto de su supervisor. Piense si hay una manera en que pueda acercarse a su jefe para discutir sus inquietudes. En lugar de convertirla en una conversación personal o emocional en la que desahogar su ira, intente organizar su discusión en términos de cómo puede mejorar su rendimiento y hacer que su trabajo sea más productivo. Si su supervisor es un comunicador deficiente, intente dar un par de ejemplos de cómo el mensaje de mala comunicación de su jefe tuvo un impacto negativo en el desempeño de su trabajo. Si su jefe puede ver un beneficio al comunicarse de una manera diferente, tendrá una mejor oportunidad de afectar el cambio.

Sin embargo, si el comportamiento de su jefe creó un ambiente vitriólico o tóxico, piense en sus opciones y decida si debe buscar una oportunidad en otro lugar. Tómese unos meses para buscar una nueva oportunidad, comuníquese con sus asociados profesionales, referencias y otros colegas de confianza para que lo ayuden a buscar un nuevo trabajo.

Informar a su jefe
Si el comportamiento de su jefe es realmente abusivo, debe considerar discutir su situación con un gerente de recursos humanos. Sea honesto con este gerente sobre los problemas que ha encontrado. Aunque el gerente de recursos humanos puede registrar las quejas, es posible que no pueda tomar medidas para mejorar la situación para usted. En su lugar, su gerente de recursos humanos puede brindarle ayuda para obtener una nueva posición fuera de la empresa.

Una advertencia a tener en cuenta: sus quejas pueden llegar a su jefe, quien puede tratarle con desconfianza o desprecio. Especialmente si no ha intentado mejorar la situación directamente con su jefe, ir por encima de la cabeza de su jefe a un gerente de recursos humanos o cualquier otro gerente puede ser contraproducente para usted.

En conclusión, es importante que considere el alcance total de los problemas que tiene con su jefe e intente remediarlos antes de que se conviertan en grandes obstáculos que le impiden tener una carrera satisfactoria y placentera. Por encima de todo, no dejes que tus frustraciones te superen. Si no puede mejorar la situación laboral con su supervisor, tal vez sea el momento de considerar buscar un nuevo puesto.

¿Alguna vez has tenido el disgusto de trabajar con alguien que es difícil? Es bastante común trabajar junto a personas que son comunicadores condescendientes, ineficaces o acosadores, o cuyas personalidades y acciones simplemente lo molestan. Este problema se vuelve aún peor cuando esa persona es su jefe o supervisor. Las frustraciones y la ira creadas a partir de su interacción con un jefe difícil pueden acumularse y, eventualmente, pueden llevar a una disminución de la productividad, a un bajo nivel de moral o incluso a su decisión de renunciar a su trabajo. Alternativamente, sus frustraciones pueden salir a la superficie y causar hostilidad entre usted y su jefe, lo que puede llevar a su terminación.

Aquí hay algunos consejos a seguir para ayudar a mejorar sus relaciones con un jefe difícil.
No pierdas tu cabeza
Rudyard Kipling escribió un poema de inspiración titulado “Si". Él escribe: "Si puedes mantener tu cabeza cuando todo acerca de ti / ¿Están perdiendo la de ellos y echándote la culpa"? "Tu tierra es y todo lo que hay en ella". Siempre he entendido que este poema es un mantra de paciencia y tolerancia.

Aplicado a esta situación de tratar con un jefe difícil, respire profundamente antes de tomar una decisión para reaccionar ante el comportamiento molesto de su supervisor. Piense si hay una manera en que pueda acercarse a su jefe para discutir sus inquietudes. En lugar de convertirla en una conversación personal o emocional en la que desahogar su ira, intente organizar su discusión en términos de cómo puede mejorar su rendimiento y hacer que su trabajo sea más productivo. Si su supervisor es un comunicador deficiente, intente dar un par de ejemplos de cómo el mensaje de mala comunicación de su jefe tuvo un impacto negativo en el desempeño de su trabajo. Si su jefe puede ver un beneficio al comunicarse de una manera diferente, tendrá una mejor oportunidad de afectar el cambio.

Sin embargo, si el comportamiento de su jefe creó un ambiente vitriólico o tóxico, piense en sus opciones y decida si debe buscar una oportunidad en otro lugar. Tómese unos meses para buscar una nueva oportunidad, comuníquese con sus asociados profesionales, referencias y otros colegas de confianza para que lo ayuden a buscar un nuevo trabajo.

Informar a su jefe
Si el comportamiento de su jefe es realmente abusivo, debe considerar discutir su situación con un gerente de recursos humanos. Sea honesto con este gerente sobre los problemas que ha encontrado. Aunque el gerente de recursos humanos puede registrar las quejas, es posible que no pueda tomar medidas para mejorar la situación para usted. En su lugar, su gerente de recursos humanos puede brindarle ayuda para obtener una nueva posición fuera de la empresa.

Una advertencia a tener en cuenta: sus quejas pueden llegar a su jefe, quien puede tratarle con desconfianza o desprecio. Especialmente si no ha intentado mejorar la situación directamente con su jefe, ir por encima de la cabeza de su jefe a un gerente de recursos humanos o cualquier otro gerente puede ser contraproducente para usted.

En conclusión, es importante que considere el alcance total de los problemas que tiene con su jefe e intente remediarlos antes de que se conviertan en grandes obstáculos que le impiden tener una carrera satisfactoria y placentera. Por encima de todo, no dejes que tus frustraciones te superen. Si no puede mejorar la situación laboral con su supervisor, tal vez sea el momento de considerar buscar un nuevo puesto.

¿Alguna vez has tenido el disgusto de trabajar con alguien que es difícil? Es bastante común trabajar junto a personas que son comunicadores condescendientes, ineficaces o acosadores, o cuyas personalidades y acciones simplemente lo molestan. Este problema se vuelve aún peor cuando esa persona es su jefe o supervisor. Las frustraciones y la ira creadas a partir de su interacción con un jefe difícil pueden acumularse y, eventualmente, pueden llevar a una disminución de la productividad, a un bajo nivel de moral o incluso a su decisión de renunciar a su trabajo. Alternativamente, sus frustraciones pueden salir a la superficie y causar hostilidad entre usted y su jefe, lo que puede llevar a su terminación.

Aquí hay algunos consejos a seguir para ayudar a mejorar sus relaciones con un jefe difícil.
No pierdas tu cabeza
Rudyard Kipling escribió un poema de inspiración titulado “Si". Él escribe: "Si puedes mantener tu cabeza cuando todo acerca de ti / ¿Están perdiendo la de ellos y echándote la culpa"? "Tu tierra es y todo lo que hay en ella". Siempre he entendido que este poema es un mantra de paciencia y tolerancia.

Aplicado a esta situación de tratar con un jefe difícil, respire profundamente antes de tomar una decisión para reaccionar ante el comportamiento molesto de su supervisor. Piense si hay una manera en que pueda acercarse a su jefe para discutir sus inquietudes. En lugar de convertirla en una conversación personal o emocional en la que desahogar su ira, intente organizar su discusión en términos de cómo puede mejorar su rendimiento y hacer que su trabajo sea más productivo. Si su supervisor es un comunicador deficiente, intente dar un par de ejemplos de cómo el mensaje de mala comunicación de su jefe tuvo un impacto negativo en el desempeño de su trabajo. Si su jefe puede ver un beneficio al comunicarse de una manera diferente, tendrá una mejor oportunidad de afectar el cambio.

Sin embargo, si el comportamiento de su jefe creó un ambiente vitriólico o tóxico, piense en sus opciones y decida si debe buscar una oportunidad en otro lugar. Tómese unos meses para buscar una nueva oportunidad, comuníquese con sus asociados profesionales, referencias y otros colegas de confianza para que lo ayuden a buscar un nuevo trabajo.

Informar a su jefe
Si el comportamiento de su jefe es realmente abusivo, debe considerar discutir su situación con un gerente de recursos humanos. Sea honesto con este gerente sobre los problemas que ha encontrado. Aunque el gerente de recursos humanos puede registrar las quejas, es posible que no pueda tomar medidas para mejorar la situación para usted. En su lugar, su gerente de recursos humanos puede brindarle ayuda para obtener una nueva posición fuera de la empresa.

Una advertencia a tener en cuenta: sus quejas pueden llegar a su jefe, quien puede tratarle con desconfianza o desprecio. Especialmente si no ha intentado mejorar la situación directamente con su jefe, ir por encima de la cabeza de su jefe a un gerente de recursos humanos o cualquier otro gerente puede ser contraproducente para usted.

En conclusión, es importante que considere el alcance total de los problemas que tiene con su jefe e intente remediarlos antes de que se conviertan en grandes obstáculos que le impiden tener una carrera satisfactoria y placentera. Por encima de todo, no dejes que tus frustraciones te superen. Si no puede mejorar la situación laboral con su supervisor, tal vez sea el momento de considerar buscar un nuevo puesto.


Vídeo: ¿Cómo lidiar con un jefe difícil?


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com