ALCANCE GLOBAL

{h1}

Luché por todo el tiempo que pude. Juro que lo hice. No iba a unirme al paquete. Viajar solía significar dejar el teléfono (y eso en sí mismo tenía sus usos). Ahora, por supuesto, los teléfonos se han convertido en un vínculo tan grande para nuestros oídos, mentes y negocios, que es un lugar común para que los viajeros puedan contactarse mientras suben a un tren en nueva york o en kuala lumpur. En mi viaje más reciente llevé un teléfono mobal world porque me gustó el costo inicial del teléfono de $ 49 y la falta de tarifas mensuales y me di cuenta

Luché por todo el tiempo que pude. Juro que lo hice. No iba a unirme al paquete. Viajar solía significar dejar el teléfono (y eso en sí mismo tenía sus usos). Ahora, por supuesto, los teléfonos se han convertido en un vínculo tan grande para nuestros oídos, mentes y negocios, que es un lugar común para que los viajeros puedan contactarse mientras suben a un tren en Nueva York o en Kuala Lumpur.

En mi viaje más reciente llevé un teléfono Mobal World porque me gustó el costo inicial del teléfono de $ 49 y la falta de tarifas mensuales y me di cuenta de la conveniencia de una tarjeta SIM global. Me había estado alejando de los teléfonos globales debido al costo (la mayor parte de mi negocio es a través del correo electrónico y cara a cara) e incluso con este, me comprometí a mantenerlo solo para las llamadas entrantes. ¡Fácil! No pagaría por el servicio a menos que realmente lo usara.

Por supuesto, la pequeña unidad quemó un agujero en mi bolsa. Necesitaba llamar a mi contacto en la nueva ciudad para informarles que llegué, ¿no es así? Necesitaba llamar a un taxi para llegar a una cita. Tuve que llamar a un contacto que no estaba respondiendo a los correos electrónicos. La lista se convirtió, si no en interminable, luego ciertamente larga mientras me deleitaba con mi nueva libertad encontrada. No más convertir el dinero, luego buscar un teléfono público y tratar de averiguar cómo usarlo. No más de las grandes facturas telefónicas del hotel. Presione unos pocos botones en el nuevo teléfono y listo!

¿Cómo me fui sin él?

Déjame saber tus experiencias con el teléfono de viaje, hay todo tipo de sistemas por ahí...

Luché por todo el tiempo que pude. Juro que lo hice. No iba a unirme al paquete. Viajar solía significar dejar el teléfono (y eso en sí mismo tenía sus usos). Ahora, por supuesto, los teléfonos se han convertido en un vínculo tan grande para nuestros oídos, mentes y negocios, que es un lugar común para que los viajeros puedan contactarse mientras suben a un tren en Nueva York o en Kuala Lumpur.

En mi viaje más reciente llevé un teléfono Mobal World porque me gustó el costo inicial del teléfono de $ 49 y la falta de tarifas mensuales y me di cuenta de la conveniencia de una tarjeta SIM global. Me había estado alejando de los teléfonos globales debido al costo (la mayor parte de mi negocio es a través del correo electrónico y cara a cara) e incluso con este, me comprometí a mantenerlo solo para las llamadas entrantes. ¡Fácil! No pagaría por el servicio a menos que realmente lo usara.

Por supuesto, la pequeña unidad quemó un agujero en mi bolsa. Necesitaba llamar a mi contacto en la nueva ciudad para informarles que llegué, ¿no es así? Necesitaba llamar a un taxi para llegar a una cita. Tuve que llamar a un contacto que no estaba respondiendo a los correos electrónicos. La lista se convirtió, si no en interminable, luego ciertamente larga mientras me deleitaba con mi nueva libertad encontrada. No más convertir el dinero, luego buscar un teléfono público y tratar de averiguar cómo usarlo. No más de las grandes facturas telefónicas del hotel. Presione unos pocos botones en el nuevo teléfono y listo!

¿Cómo me fui sin él?

Déjame saber tus experiencias con el teléfono de viaje, hay todo tipo de sistemas por ahí...

Luché por todo el tiempo que pude. Juro que lo hice. No iba a unirme al paquete. Viajar solía significar dejar el teléfono (y eso en sí mismo tenía sus usos). Ahora, por supuesto, los teléfonos se han convertido en un vínculo tan grande para nuestros oídos, mentes y negocios, que es un lugar común para que los viajeros puedan contactarse mientras suben a un tren en Nueva York o en Kuala Lumpur.

En mi viaje más reciente llevé un teléfono Mobal World porque me gustó el costo inicial del teléfono de $ 49 y la falta de tarifas mensuales y me di cuenta de la conveniencia de una tarjeta SIM global. Me había estado alejando de los teléfonos globales debido al costo (la mayor parte de mi negocio es a través del correo electrónico y cara a cara) e incluso con este, me comprometí a mantenerlo solo para las llamadas entrantes. ¡Fácil! No pagaría por el servicio a menos que realmente lo usara.

Por supuesto, la pequeña unidad quemó un agujero en mi bolsa. Necesitaba llamar a mi contacto en la nueva ciudad para informarles que llegué, ¿no es así? Necesitaba llamar a un taxi para llegar a una cita. Tuve que llamar a un contacto que no estaba respondiendo a los correos electrónicos. La lista se convirtió, si no en interminable, luego ciertamente larga mientras me deleitaba con mi nueva libertad encontrada. No más convertir el dinero, luego buscar un teléfono público y tratar de averiguar cómo usarlo. No más de las grandes facturas telefónicas del hotel. Presione unos pocos botones en el nuevo teléfono y listo!

¿Cómo me fui sin él?

Déjame saber tus experiencias con el teléfono de viaje, hay todo tipo de sistemas por ahí...


Vídeo: Bulgaria: idea local, alcance global


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com