Cómo mantener bajos sus costos de impresión

{h1}

La primera vez que vea la hoja de precios de una impresora, se dará cuenta de que tiene muchas opciones que hacer con respecto a su trabajo de impresión. Todas las opciones pueden ser confusas y pueden tentar a los clientes de impresión a gastar en extras costosos que realmente no necesitan. Obtenga más información sobre estas muchas opciones y sobre cómo minimizar los costos mientras sigue imprimiendo documentos profesionales.

La primera vez que vea la hoja de precios de una impresora, se dará cuenta de que tiene muchas opciones que hacer con respecto a su trabajo de impresión. Todas las opciones pueden ser confusas y pueden tentar a los clientes de impresión a gastar en costosos extras que realmente no necesitan.

El elemento principal en el que las personas dejan escapar su imaginación y sus bolsillos es el uso del color y la cantidad de color que se debe usar.

El esquema de color más simple es el color directo, que es la simple adición de uno o más colores específicos a un trabajo de impresión. El color plano es bueno para agregar un toque de emoción a las tarjetas de visita, menús o programas sin romper el presupuesto.

La impresión a cuatro colores es más costosa, pero permite que su producto impreso muestre fotografías o gráficos sofisticados. Si bien la impresión en cuatro colores puede ser muy impresionante cuando se usa correctamente, es excesiva para muchas necesidades de pequeñas empresas, como cupones, menús o tarjetas de visita. Si decide utilizar la impresión a cuatro colores, asegúrese de tener una buena razón. Por ejemplo, tiene sentido que una empresa de diseño de interiores utilice cuatro colores para mostrar su trabajo en un folleto. Pero una tienda de mascotas debería poder conformarse con el color y el texto en su boletín.

La próxima opción que enfrentará es qué tipo de papel usar. El papel “blanco real”, caro y brillante, no siempre es necesario para causar una buena impresión. Para muchos propósitos, bastarán las acciones más baratas, como el papel de periódico.

Si usted o alguien en su compañía es bueno con los programas de publicación de escritorio y su impresora acepta el trabajo de manera electrónica, puede ahorrar algo de dinero diseñando sus propios materiales y creando un documento listo para imprimir para su reproducción. Si decide ir por este camino, pídale a alguien de confianza que sea objetivo o alguien con experiencia en diseño gráfico que revise su trabajo. La desventaja del software de publicación de escritorio fácil de usar de hoy en día es que permite a las personas no capacitadas producir documentos torpes.

Finalmente, antes de ordenar su trabajo de impresión, piense en cuántas copias desea imprimir y cuánto tiempo tendrá la impresora para hacer el trabajo (desde el momento en que deja los materiales hasta que necesita el producto terminado).

Si está imprimiendo algo que su empresa utilizará una y otra vez, recuerde que la mayoría de las impresoras ofrecen descuentos para trabajos en grandes cantidades, por lo que cuanto más imprima al mismo tiempo, más barato será. Las impresoras también a veces hacen tratos especiales con clientes que repiten. No se pierde nada con preguntar.

La primera vez que vea la hoja de precios de una impresora, se dará cuenta de que tiene muchas opciones que hacer con respecto a su trabajo de impresión. Todas las opciones pueden ser confusas y pueden tentar a los clientes de impresión a gastar en costosos extras que realmente no necesitan.

El elemento principal en el que las personas dejan escapar su imaginación y sus bolsillos es el uso del color y la cantidad de color que se debe usar.

El esquema de color más simple es el color directo, que es la simple adición de uno o más colores específicos a un trabajo de impresión. El color plano es bueno para agregar un toque de emoción a las tarjetas de visita, menús o programas sin romper el presupuesto.

La impresión a cuatro colores es más costosa, pero permite que su producto impreso muestre fotografías o gráficos sofisticados. Si bien la impresión en cuatro colores puede ser muy impresionante cuando se usa correctamente, es excesiva para muchas necesidades de pequeñas empresas, como cupones, menús o tarjetas de visita. Si decide utilizar la impresión a cuatro colores, asegúrese de tener una buena razón. Por ejemplo, tiene sentido que una empresa de diseño de interiores utilice cuatro colores para mostrar su trabajo en un folleto. Pero una tienda de mascotas debería poder conformarse con el color y el texto en su boletín.

La próxima opción que enfrentará es qué tipo de papel usar. El papel “blanco real”, caro y brillante, no siempre es necesario para causar una buena impresión. Para muchos propósitos, bastarán las acciones más baratas, como el papel de periódico.

Si usted o alguien en su compañía es bueno con los programas de publicación de escritorio y su impresora acepta el trabajo de manera electrónica, puede ahorrar algo de dinero diseñando sus propios materiales y creando un documento listo para imprimir para su reproducción. Si decide ir por este camino, pídale a alguien de confianza que sea objetivo o alguien con experiencia en diseño gráfico que revise su trabajo. La desventaja del software de publicación de escritorio fácil de usar de hoy en día es que permite a las personas no capacitadas producir documentos torpes.

Finalmente, antes de ordenar su trabajo de impresión, piense en cuántas copias desea imprimir y cuánto tiempo tendrá la impresora para hacer el trabajo (desde el momento en que deja los materiales hasta que necesita el producto terminado).

Si está imprimiendo algo que su empresa utilizará una y otra vez, recuerde que la mayoría de las impresoras ofrecen descuentos para trabajos en grandes cantidades, por lo que cuanto más imprima al mismo tiempo, más barato será. Las impresoras también a veces hacen tratos especiales con clientes que repiten. No se pierde nada con preguntar.

La primera vez que vea la hoja de precios de una impresora, se dará cuenta de que tiene muchas opciones que hacer con respecto a su trabajo de impresión. Todas las opciones pueden ser confusas y pueden tentar a los clientes de impresión a gastar en costosos extras que realmente no necesitan.

El elemento principal en el que las personas dejan escapar su imaginación y sus bolsillos es el uso del color y la cantidad de color que se debe usar.

El esquema de color más simple es el color directo, que es la simple adición de uno o más colores específicos a un trabajo de impresión. El color plano es bueno para agregar un toque de emoción a las tarjetas de visita, menús o programas sin romper el presupuesto.

La impresión a cuatro colores es más costosa, pero permite que su producto impreso muestre fotografías o gráficos sofisticados. Si bien la impresión en cuatro colores puede ser muy impresionante cuando se usa correctamente, es excesiva para muchas necesidades de pequeñas empresas, como cupones, menús o tarjetas de visita. Si decide utilizar la impresión a cuatro colores, asegúrese de tener una buena razón. Por ejemplo, tiene sentido que una empresa de diseño de interiores utilice cuatro colores para mostrar su trabajo en un folleto. Pero una tienda de mascotas debería poder conformarse con el color y el texto en su boletín.

La próxima opción que enfrentará es qué tipo de papel usar. El papel “blanco real”, caro y brillante, no siempre es necesario para causar una buena impresión. Para muchos propósitos, bastarán las acciones más baratas, como el papel de periódico.

Si usted o alguien en su compañía es bueno con los programas de publicación de escritorio y su impresora acepta el trabajo de manera electrónica, puede ahorrar algo de dinero diseñando sus propios materiales y creando un documento listo para imprimir para su reproducción. Si decide ir por este camino, pídale a alguien de confianza que sea objetivo o alguien con experiencia en diseño gráfico que revise su trabajo. La desventaja del software de publicación de escritorio fácil de usar de hoy en día es que permite a las personas no capacitadas producir documentos torpes.

Finalmente, antes de ordenar su trabajo de impresión, piense en cuántas copias desea imprimir y cuánto tiempo tendrá la impresora para hacer el trabajo (desde el momento en que deja los materiales hasta que necesita el producto terminado).

Si está imprimiendo algo que su empresa utilizará una y otra vez, recuerde que la mayoría de las impresoras ofrecen descuentos para trabajos en grandes cantidades, por lo que cuanto más imprima al mismo tiempo, más barato será. Las impresoras también a veces hacen tratos especiales con clientes que repiten. No se pierde nada con preguntar.


Vídeo: ¿QUÉ IMPRESORA COMPRAR? Tinta, Laser, multifunción, Color, Monocromo... (en Español)


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com