Trampas pendientes de patente

{h1}

Cuando se trata de vender y promocionar un producto, la ley reconoce que cierta cantidad de hinchazón es aceptable. ¿hasta dónde puede ir? ¿está permitido etiquetar un producto como "pendiente de patente" si no se ha presentado una solicitud de patente? Pegar una etiqueta pendiente de patente en un paquete suena como una forma bastante ingeniosa de asustar a la competencia.

Cuando se trata de vender y promocionar un producto, la ley reconoce que cierta cantidad de hinchazón es aceptable. ¿Hasta dónde puede ir? ¿Está permitido etiquetar un producto como "pendiente de patente" si no se ha presentado una solicitud de patente?

Pegar una etiqueta pendiente de patente en un paquete suena como una forma bastante ingeniosa de asustar a la competencia. Legalmente, se considera que dicho etiquetado es un aviso adecuado y constructivo para que los infractores consideren que los bienes están protegidos por propiedad intelectual. El aviso es importante porque le da derecho al titular de la patente a recuperar los daños de los infractores. Sin previo aviso, sin daños. Como resultado, la práctica de etiquetar productos como "pendiente de patente" se ha vuelto popular en la industria del software, una industria que hace cumplir agresivamente sus derechos de propiedad intelectual contra los falsificadores.

Pero, los comercializadores agresivos tengan cuidado. Dos casos recientes del Tribunal de Distrito de EE. UU. (Pequignot v. Solo Cup Co. y Pequignot v. Gillette) advierten que esta práctica de etiquetado popular podría convertirse en una gran responsabilidad si la información es falsa.

La marca falsa es el acto de engañar al público al etiquetar los productos de una manera que sugiere que existe una protección de patente cuando en realidad no existen tales derechos de propiedad intelectual. Los ejemplos de marcas falsas incluyen la identificación de los productos como "pendiente de patente" cuando nunca se solicitó una patente, utilizando un número de patente que no existe, utilizando un número de patente vencido, utilizando un número de patente que se aplica a un producto diferente, e incluso el uso de un lenguaje amplio como "este producto puede estar cubierto por una patente". Las multas por marca falsa pueden ser de hasta $ 500 por infracción. Eso puede sumarse rápidamente con un producto como software porque cada copia del software es una violación por separado.

Para evitar costos innecesarios, las estrategias de marketing inteligentes incluyen revisiones periódicas de empaque que examinan la precisión de todos los reclamos de empaque. Las representaciones veraces son esenciales. Las referencias de patentes deben ser auténticas. Los números de patente deben ser válidos y no vencidos, y las patentes en la etiqueta deben corresponder a los productos, no a algo no relacionado.

Las revisiones de paquetes legales también deben documentar lo que está incluyendo o excluyendo y cómo llegó a esas conclusiones. Si su rastro de papel muestra que no hay evidencia de ninguna intención de engañar al público, tendrá una pieza de evidencia poderosa para ayudar a defenderse contra cualquier reclamación de marcas falsas.

Al planear con anticipación y adoptar un poco de pensamiento defensivo, puede evitar las trampas pendientes de la patente y proteger su posición competitiva en el mercado.

Cuando se trata de vender y promocionar un producto, la ley reconoce que cierta cantidad de hinchazón es aceptable. ¿Hasta dónde puede ir? ¿Está permitido etiquetar un producto como "pendiente de patente" si no se ha presentado una solicitud de patente?

Pegar una etiqueta pendiente de patente en un paquete suena como una forma bastante ingeniosa de asustar a la competencia. Legalmente, se considera que dicho etiquetado es un aviso adecuado y constructivo para que los infractores consideren que los bienes están protegidos por propiedad intelectual. El aviso es importante porque le da derecho al titular de la patente a recuperar los daños de los infractores. Sin previo aviso, sin daños. Como resultado, la práctica de etiquetar productos como "pendiente de patente" se ha vuelto popular en la industria del software, una industria que hace cumplir agresivamente sus derechos de propiedad intelectual contra los falsificadores.

Pero, los comercializadores agresivos tengan cuidado. Dos casos recientes del Tribunal de Distrito de EE. UU. (Pequignot v. Solo Cup Co. y Pequignot v. Gillette) advierten que esta práctica de etiquetado popular podría convertirse en una gran responsabilidad si la información es falsa.

La marca falsa es el acto de engañar al público al etiquetar los productos de una manera que sugiere que existe una protección de patente cuando en realidad no existen tales derechos de propiedad intelectual. Los ejemplos de marcas falsas incluyen la identificación de los productos como "pendiente de patente" cuando nunca se solicitó una patente, utilizando un número de patente que no existe, utilizando un número de patente vencido, utilizando un número de patente que se aplica a un producto diferente, e incluso el uso de un lenguaje amplio como "este producto puede estar cubierto por una patente". Las multas por marca falsa pueden ser de hasta $ 500 por infracción. Eso puede sumarse rápidamente con un producto como software porque cada copia del software es una violación por separado.

Para evitar costos innecesarios, las estrategias de marketing inteligentes incluyen revisiones periódicas de empaque que examinan la precisión de todos los reclamos de empaque. Las representaciones veraces son esenciales. Las referencias de patentes deben ser auténticas. Los números de patente deben ser válidos y no vencidos, y las patentes en la etiqueta deben corresponder a los productos, no a algo no relacionado.

Las revisiones de paquetes legales también deben documentar lo que está incluyendo o excluyendo y cómo llegó a esas conclusiones. Si su rastro de papel muestra que no hay evidencia de ninguna intención de engañar al público, tendrá una pieza de evidencia poderosa para ayudar a defenderse contra cualquier reclamación de marcas falsas.

Al planear con anticipación y adoptar un poco de pensamiento defensivo, puede evitar las trampas pendientes de la patente y proteger su posición competitiva en el mercado.

Cuando se trata de vender y promocionar un producto, la ley reconoce que cierta cantidad de hinchazón es aceptable. ¿Hasta dónde puede ir? ¿Está permitido etiquetar un producto como "pendiente de patente" si no se ha presentado una solicitud de patente?

Pegar una etiqueta pendiente de patente en un paquete suena como una forma bastante ingeniosa de asustar a la competencia. Legalmente, se considera que dicho etiquetado es un aviso adecuado y constructivo para que los infractores consideren que los bienes están protegidos por propiedad intelectual. El aviso es importante porque le da derecho al titular de la patente a recuperar los daños de los infractores. Sin previo aviso, sin daños. Como resultado, la práctica de etiquetar productos como "pendiente de patente" se ha vuelto popular en la industria del software, una industria que hace cumplir agresivamente sus derechos de propiedad intelectual contra los falsificadores.

Pero, los comercializadores agresivos tengan cuidado. Dos casos recientes del Tribunal de Distrito de EE. UU. (Pequignot v. Solo Cup Co. y Pequignot v. Gillette) advierten que esta práctica de etiquetado popular podría convertirse en una gran responsabilidad si la información es falsa.

La marca falsa es el acto de engañar al público al etiquetar los productos de una manera que sugiere que existe una protección de patente cuando en realidad no existen tales derechos de propiedad intelectual. Los ejemplos de marcas falsas incluyen la identificación de los productos como "pendiente de patente" cuando nunca se solicitó una patente, utilizando un número de patente que no existe, utilizando un número de patente vencido, utilizando un número de patente que se aplica a un producto diferente, e incluso el uso de un lenguaje amplio como "este producto puede estar cubierto por una patente". Las multas por marca falsa pueden ser de hasta $ 500 por infracción. Eso puede sumarse rápidamente con un producto como software porque cada copia del software es una violación por separado.

Para evitar costos innecesarios, las estrategias de marketing inteligentes incluyen revisiones periódicas de empaque que examinan la precisión de todos los reclamos de empaque. Las representaciones veraces son esenciales. Las referencias de patentes deben ser auténticas. Los números de patente deben ser válidos y no vencidos, y las patentes en la etiqueta deben corresponder a los productos, no a algo no relacionado.

Las revisiones de paquetes legales también deben documentar lo que está incluyendo o excluyendo y cómo llegó a esas conclusiones. Si su rastro de papel muestra que no hay evidencia de ninguna intención de engañar al público, tendrá una pieza de evidencia poderosa para ayudar a defenderse contra cualquier reclamación de marcas falsas.

Al planear con anticipación y adoptar un poco de pensamiento defensivo, puede evitar las trampas pendientes de la patente y proteger su posición competitiva en el mercado.


Vídeo: Calcomanias Anti Radar - Ocultar Patente de las câmaras fotomultas


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com