Pon a trabajar el trabajo en equipo

{h1}

Un compromiso con el trabajo en equipo puede ayudar a aumentar la productividad de la oficina al fomentar un sentido colectivo de propósito.

El éxito en los negocios hoy requiere que toda su organización se centre en objetivos comunes. Un compromiso con el trabajo en equipo puede ayudar a aumentar la productividad de la oficina al fomentar un sentido colectivo de propósito. Los equipos integran el trabajo de los miembros individuales del personal con diferentes perspectivas y habilidades, alentando ideas y soluciones innovadoras al reunir a personas con diversos puntos de vista y experiencia.

Estos son algunos consejos para ayudarlo a alentar a los miembros de su personal a trabajar de manera cohesiva como miembros efectivos del equipo:

  1. Comunicar. El trabajo en equipo requiere una comunicación frecuente y abierta. Expresa claramente tus expectativas a los miembros del equipo. Al asignar tareas, asegúrese de que su equipo entienda todos los requisitos y los plazos.
  2. Suelta los juegos. Los constructores de espíritu de equipo cliché, como el "Día de la camisa hawaiana" o los ejercicios de confianza con los ojos vendados, serán vistos como inútiles, si no ridículos, por la mayoría de los empleados. Obtendrá más credibilidad si olvida las campanas y los silbidos y se concentra en crear un entorno en el que se fomente y apoye el trabajo en equipo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en lugar de prestar atención al concepto con juegos ocasionales.
  3. No recompense el comportamiento divisorio. Se niegan a recompensar a escondidas, tattletales o egos fugitivos. No hay nada más perturbador para la productividad grupal que los empleados que toman crédito personal por un logro que se ganó con el esfuerzo de muchas personas trabajadoras. No compre en.
  4. Fijar un ejemplo. Demuestre su propio entusiasmo y excelencia, y cree un ambiente de oficina donde los empleados tengan las herramientas y el apoyo que necesitan para hacer el mejor trabajo posible. Cuanto más entusiasta y hábil sea, más probable será que su personal siga su ejemplo.
  5. Se Flexible. Los miembros del equipo deben estar listos para ayudarse mutuamente, y usted (como gerente) debe demostrar que está dispuesto a hacer lo mismo. Cuanto más flexible sea cuando surjan problemas inesperados, más eficaces serán usted y sus empleados como equipo.
  6. Dar a los empleados la propiedad. Fomentar la participación de todos. Cuando los empleados tienen un sentido de responsabilidad y propiedad, que están haciendo una valiosa contribución al equipo, la productividad se dispara.
  7. Ríete para arriba El humor es una herramienta poderosa en la construcción de grupos más cohesivos. Las diferencias entre los miembros del equipo pueden minimizarse con el humor, que es eficaz para reducir la tensión y romper las barreras. El humor puede suavizar las plumas erizadas cuando, por ejemplo, la idea de una persona se elige sobre la de otra. Advertencia: “usar humor” no significa inundar las bandejas de entrada de correo electrónico de los miembros de su equipo con las bromas que encuentre en Internet. De Verdad.
  8. Mantente positivo. Concéntrese en soluciones en lugar de exprimir sus manos por problemas. Determine las necesidades de personal y cualquier otra cosa que se requiera para hacer el trabajo. Dale a cada miembro del equipo la oportunidad de participar en la solución de problemas.
  9. Equilibrar las críticas con elogios. Cuando se cometen errores, sea directo y honesto al abordarlos. Si la calidad del trabajo de un miembro del equipo es deficiente, hable con él o ella en privado con el objetivo de mejorar el rendimiento. Nunca critique a un miembro del personal frente a otro. Comparta sus inquietudes en persona, enfatizando las fortalezas de la persona pero también discutiendo qué áreas necesitan mejorar.
  10. Asegúrese de que la gente se sienta apreciada. Comparte el crédito por el éxito y asume la responsabilidad cuando las cosas vayan mal. Cuando su equipo obtenga resultados excepcionales, reconozca las contribuciones de tantas personas como sea posible, tanto por escrito como en persona. Su personal aprenderá de su ejemplo para promover un espíritu de trabajo en equipo positivo en el lugar de trabajo.

Sus propias acciones tienen un impacto directo en su empresa y en su éxito a largo plazo. Cuanto mejor seas tú mismo para ser un jugador de equipo, más probabilidades tienes de alimentar esa energía en tu personal. Recuerde: la devoción al trabajo es contagiosa: al observar sus acciones y su actitud optimista, su gente adoptará el mismo enfoque en sus propios trabajos.

El éxito en los negocios hoy requiere que toda su organización se centre en objetivos comunes. Un compromiso con el trabajo en equipo puede ayudar a aumentar la productividad de la oficina al fomentar un sentido colectivo de propósito. Los equipos integran el trabajo de los miembros individuales del personal con diferentes perspectivas y habilidades, alentando ideas y soluciones innovadoras al reunir a personas con diversos puntos de vista y experiencia.

Estos son algunos consejos para ayudarlo a alentar a los miembros de su personal a trabajar de manera cohesiva como miembros efectivos del equipo:

  1. Comunicar. El trabajo en equipo requiere una comunicación frecuente y abierta. Expresa claramente tus expectativas a los miembros del equipo. Al asignar tareas, asegúrese de que su equipo entienda todos los requisitos y los plazos.
  2. Suelta los juegos. Los constructores de espíritu de equipo cliché, como el "Día de la camisa hawaiana" o los ejercicios de confianza con los ojos vendados, serán vistos como inútiles, si no ridículos, por la mayoría de los empleados. Obtendrá más credibilidad si olvida las campanas y los silbidos y se concentra en crear un entorno en el que se fomente y apoye el trabajo en equipo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en lugar de prestar atención al concepto con juegos ocasionales.
  3. No recompense el comportamiento divisorio. Se niegan a recompensar a escondidas, tattletales o egos fugitivos. No hay nada más perturbador para la productividad grupal que los empleados que toman crédito personal por un logro que se ganó con el esfuerzo de muchas personas trabajadoras. No compre en.
  4. Fijar un ejemplo. Demuestre su propio entusiasmo y excelencia, y cree un ambiente de oficina donde los empleados tengan las herramientas y el apoyo que necesitan para hacer el mejor trabajo posible. Cuanto más entusiasta y hábil sea, más probable será que su personal siga su ejemplo.
  5. Se Flexible. Los miembros del equipo deben estar listos para ayudarse mutuamente, y usted (como gerente) debe demostrar que está dispuesto a hacer lo mismo. Cuanto más flexible sea cuando surjan problemas inesperados, más eficaces serán usted y sus empleados como equipo.
  6. Dar a los empleados la propiedad. Fomentar la participación de todos. Cuando los empleados tienen un sentido de responsabilidad y propiedad, que están haciendo una valiosa contribución al equipo, la productividad se dispara.
  7. Ríete para arriba El humor es una herramienta poderosa en la construcción de grupos más cohesivos. Las diferencias entre los miembros del equipo pueden minimizarse con el humor, que es eficaz para reducir la tensión y romper las barreras. El humor puede suavizar las plumas erizadas cuando, por ejemplo, la idea de una persona se elige sobre la de otra. Advertencia: “usar humor” no significa inundar las bandejas de entrada de correo electrónico de los miembros de su equipo con las bromas que encuentre en Internet. De Verdad.
  8. Mantente positivo. Concéntrese en soluciones en lugar de exprimir sus manos por problemas. Determine las necesidades de personal y cualquier otra cosa que se requiera para hacer el trabajo. Dale a cada miembro del equipo la oportunidad de participar en la solución de problemas.
  9. Equilibrar las críticas con elogios. Cuando se cometen errores, sea directo y honesto al abordarlos. Si la calidad del trabajo de un miembro del equipo es deficiente, hable con él o ella en privado con el objetivo de mejorar el rendimiento. Nunca critique a un miembro del personal frente a otro. Comparta sus inquietudes en persona, enfatizando las fortalezas de la persona pero también discutiendo qué áreas necesitan mejorar.
  10. Asegúrese de que la gente se sienta apreciada. Comparte el crédito por el éxito y asume la responsabilidad cuando las cosas vayan mal. Cuando su equipo obtenga resultados excepcionales, reconozca las contribuciones de tantas personas como sea posible, tanto por escrito como en persona. Su personal aprenderá de su ejemplo para promover un espíritu de trabajo en equipo positivo en el lugar de trabajo.

Sus propias acciones tienen un impacto directo en su empresa y en su éxito a largo plazo. Cuanto mejor seas tú mismo para ser un jugador de equipo, más probabilidades tienes de alimentar esa energía en tu personal. Recuerde: la devoción al trabajo es contagiosa: al observar sus acciones y su actitud optimista, su gente adoptará el mismo enfoque en sus propios trabajos.

El éxito en los negocios hoy requiere que toda su organización se centre en objetivos comunes. Un compromiso con el trabajo en equipo puede ayudar a aumentar la productividad de la oficina al fomentar un sentido colectivo de propósito. Los equipos integran el trabajo de los miembros individuales del personal con diferentes perspectivas y habilidades, alentando ideas y soluciones innovadoras al reunir a personas con diversos puntos de vista y experiencia.

Estos son algunos consejos para ayudarlo a alentar a los miembros de su personal a trabajar de manera cohesiva como miembros efectivos del equipo:

  1. Comunicar. El trabajo en equipo requiere una comunicación frecuente y abierta. Expresa claramente tus expectativas a los miembros del equipo. Al asignar tareas, asegúrese de que su equipo entienda todos los requisitos y los plazos.
  2. Suelta los juegos. Los constructores de espíritu de equipo cliché, como el "Día de la camisa hawaiana" o los ejercicios de confianza con los ojos vendados, serán vistos como inútiles, si no ridículos, por la mayoría de los empleados. Obtendrá más credibilidad si olvida las campanas y los silbidos y se concentra en crear un entorno en el que se fomente y apoye el trabajo en equipo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en lugar de prestar atención al concepto con juegos ocasionales.
  3. No recompense el comportamiento divisorio. Se niegan a recompensar a escondidas, tattletales o egos fugitivos. No hay nada más perturbador para la productividad grupal que los empleados que toman crédito personal por un logro que se ganó con el esfuerzo de muchas personas trabajadoras. No compre en.
  4. Fijar un ejemplo. Demuestre su propio entusiasmo y excelencia, y cree un ambiente de oficina donde los empleados tengan las herramientas y el apoyo que necesitan para hacer el mejor trabajo posible. Cuanto más entusiasta y hábil sea, más probable será que su personal siga su ejemplo.
  5. Se Flexible. Los miembros del equipo deben estar listos para ayudarse mutuamente, y usted (como gerente) debe demostrar que está dispuesto a hacer lo mismo. Cuanto más flexible sea cuando surjan problemas inesperados, más eficaces serán usted y sus empleados como equipo.
  6. Dar a los empleados la propiedad. Fomentar la participación de todos. Cuando los empleados tienen un sentido de responsabilidad y propiedad, que están haciendo una valiosa contribución al equipo, la productividad se dispara.
  7. Ríete para arriba El humor es una herramienta poderosa en la construcción de grupos más cohesivos. Las diferencias entre los miembros del equipo pueden minimizarse con el humor, que es eficaz para reducir la tensión y romper las barreras. El humor puede suavizar las plumas erizadas cuando, por ejemplo, la idea de una persona se elige sobre la de otra. Advertencia: “usar humor” no significa inundar las bandejas de entrada de correo electrónico de los miembros de su equipo con las bromas que encuentre en Internet. De Verdad.
  8. Mantente positivo. Concéntrese en soluciones en lugar de exprimir sus manos por problemas. Determine las necesidades de personal y cualquier otra cosa que se requiera para hacer el trabajo. Dale a cada miembro del equipo la oportunidad de participar en la solución de problemas.
  9. Equilibrar las críticas con elogios. Cuando se cometen errores, sea directo y honesto al abordarlos. Si la calidad del trabajo de un miembro del equipo es deficiente, hable con él o ella en privado con el objetivo de mejorar el rendimiento. Nunca critique a un miembro del personal frente a otro. Comparta sus inquietudes en persona, enfatizando las fortalezas de la persona pero también discutiendo qué áreas necesitan mejorar.
  10. Asegúrese de que la gente se sienta apreciada. Comparte el crédito por el éxito y asume la responsabilidad cuando las cosas vayan mal. Cuando su equipo obtenga resultados excepcionales, reconozca las contribuciones de tantas personas como sea posible, tanto por escrito como en persona. Su personal aprenderá de su ejemplo para promover un espíritu de trabajo en equipo positivo en el lugar de trabajo.

Sus propias acciones tienen un impacto directo en su empresa y en su éxito a largo plazo. Cuanto mejor seas tú mismo para ser un jugador de equipo, más probabilidades tienes de alimentar esa energía en tu personal. Recuerde: la devoción al trabajo es contagiosa: al observar sus acciones y su actitud optimista, su gente adoptará el mismo enfoque en sus propios trabajos.


Vídeo: (20) EQUIPO DE TRABAJO PERSONAL *PON EL CIELO A TRABAJAR


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com