Siete pasos para reducir los costos de energía

{h1}

Evalúa tu consumo e investiga fuentes alternativas de energía.

A medida que aumentan los costos de energía, es importante desarrollar un plan para enfrentar este desafío. Esto implica evaluar su consumo e investigar fuentes alternativas de energía para satisfacer sus necesidades generales. Los siguientes siete pasos pueden ayudarlo a reducir sus costos de energía:

1. Hacer una evaluación energética

Ir a través de cada habitación y determinar qué utiliza la energía. Los disyuntores de su caja eléctrica le mostrarán los diversos circuitos eléctricos. Además, revise la estructura de cada habitación, mirando el aislamiento y otras áreas que influyen en la eficiencia energética. Si no desea realizar la evaluación usted mismo, puede comunicarse con su proveedor de energía local para una auditoría o contratar a un asesor de energía independiente. Home Energy Saver tiene una herramienta de auditoría de energía que puede ayudarlo a evaluar su consumo de energía.

2. Crea un Plan

Elabore un plan para reducir sus costos de energía. Este plan analiza cuánto gasta en energía en conjunto. Luego, puede examinar cómo se puede usar la energía de manera más eficiente y cómo conservarla. Asigne prioridades en términos de sus necesidades de energía, creando un plan de eficiencia que detalle sus estrategias para reducir sus costos de energía a través de compras inteligentes, mejoras en el hogar, reduciendo el uso general y utilizando fuentes alternativas de energía.

3. Seguimiento de su uso de energía

Realice lecturas eléctricas regulares para determinar cuánto gasta en electricidad en forma diaria, mensual y anual. Además, haga un seguimiento de cuánto gasta en otras fuentes de energía, como el gas propano. Lea su medidor eléctrico comenzando con el dial de la izquierda y leyendo el número que indica el indicador. Si el puntero está entre los números, anote el número más bajo. Cuando haya terminado, vaya al siguiente dial a la derecha y léalo de la misma manera, anotando el número. Moviéndose hacia la derecha, escriba la lectura de cada cuadrante hasta que llegue al final. Al realizar un seguimiento de estos números, puede determinar sus patrones de uso diario y anotar cuándo aumenta el uso.

4. Evaluar dispositivos electrónicos

Registre el uso de energía de cada dispositivo, aparato o máquina en términos de sus costos totales de energía. La Comisión Federal de Comercio exige que la mayoría de los electrodomésticos tengan etiquetas de EnergyGuide. Estas etiquetas estiman cuánta energía usa el dispositivo o qué tan eficiente es. En general, calcula la potencia en vatios de un dispositivo junto con la cantidad que se utiliza para dar una idea de cuánto le está costando.

5. Compra productos que usen menos energía

Compre productos que consuman menos energía y al mismo tiempo le brinde la salida que necesita para sus operaciones. Por ejemplo, las bombillas que ahorran energía consumen 23 vatios de energía a la vez que suministran 100 vatios de potencia. La etiqueta Energy Star designa productos que son más eficientes energéticamente según los estándares federales.

6. Reduzca su consumo de energía

Usar menos energía, como calefacción en invierno y aire acondicionado en verano, mientras que mantener su estilo de vida puede ser un verdadero desafío. Apague las luces, electrodomésticos y computadoras cuando no estén en uso. Selle las grietas en ventanas y puertas donde puedan escapar la calefacción y el enfriamiento. Utilice las prioridades energéticas descritas en su plan energético. Reduzca las áreas que no son tan importantes para usted, al tiempo que mantiene las áreas que son más eficientes.

7. Usa formas alternativas de energía

Las fuentes alternativas de energía continúan aumentando, especialmente a medida que las formas convencionales de energía aumentan de precio. Los consumidores en algunas áreas pueden comprar energía renovable directamente de los proveedores de energía. Además, puedes usar el sol, el viento y el agua para obtener energía. Las celdas solares, las turbinas eólicas, las celdas de combustible y las estaciones de energía hidroeléctrica continúan ofreciendo una alternativa de bajo costo a la energía tanto en su hogar como en su negocio.

A medida que aumentan los costos de energía, es importante desarrollar un plan para enfrentar este desafío. Esto implica evaluar su consumo e investigar fuentes alternativas de energía para satisfacer sus necesidades generales. Los siguientes siete pasos pueden ayudarlo a reducir sus costos de energía:

1. Hacer una evaluación energética

Ir a través de cada habitación y determinar qué utiliza la energía. Los disyuntores de su caja eléctrica le mostrarán los diversos circuitos eléctricos. Además, revise la estructura de cada habitación, mirando el aislamiento y otras áreas que influyen en la eficiencia energética. Si no desea realizar la evaluación usted mismo, puede comunicarse con su proveedor de energía local para una auditoría o contratar a un asesor de energía independiente. Home Energy Saver tiene una herramienta de auditoría de energía que puede ayudarlo a evaluar su consumo de energía.

2. Crea un Plan

Elabore un plan para reducir sus costos de energía. Este plan analiza cuánto gasta en energía en conjunto. Luego, puede examinar cómo se puede usar la energía de manera más eficiente y cómo conservarla. Asigne prioridades en términos de sus necesidades de energía, creando un plan de eficiencia que detalle sus estrategias para reducir sus costos de energía a través de compras inteligentes, mejoras en el hogar, reduciendo el uso general y utilizando fuentes alternativas de energía.

3. Seguimiento de su uso de energía

Realice lecturas eléctricas regulares para determinar cuánto gasta en electricidad en forma diaria, mensual y anual. Además, haga un seguimiento de cuánto gasta en otras fuentes de energía, como el gas propano. Lea su medidor eléctrico comenzando con el dial de la izquierda y leyendo el número que indica el indicador. Si el puntero está entre los números, anote el número más bajo. Cuando haya terminado, vaya al siguiente dial a la derecha y léalo de la misma manera, anotando el número. Moviéndose hacia la derecha, escriba la lectura de cada cuadrante hasta que llegue al final. Al realizar un seguimiento de estos números, puede determinar sus patrones de uso diario y anotar cuándo aumenta el uso.

4. Evaluar dispositivos electrónicos

Registre el uso de energía de cada dispositivo, aparato o máquina en términos de sus costos totales de energía. La Comisión Federal de Comercio exige que la mayoría de los electrodomésticos tengan etiquetas de EnergyGuide. Estas etiquetas estiman cuánta energía usa el dispositivo o qué tan eficiente es. En general, calcula la potencia en vatios de un dispositivo junto con la cantidad que se utiliza para dar una idea de cuánto le está costando.

5. Compra productos que usen menos energía

Compre productos que consuman menos energía y al mismo tiempo le brinde la salida que necesita para sus operaciones. Por ejemplo, las bombillas que ahorran energía consumen 23 vatios de energía a la vez que suministran 100 vatios de potencia. La etiqueta Energy Star designa productos que son más eficientes energéticamente según los estándares federales.

6. Reduzca su consumo de energía

Usar menos energía, como calefacción en invierno y aire acondicionado en verano, mientras que mantener su estilo de vida puede ser un verdadero desafío. Apague las luces, electrodomésticos y computadoras cuando no estén en uso. Selle las grietas en ventanas y puertas donde puedan escapar la calefacción y el enfriamiento. Utilice las prioridades energéticas descritas en su plan energético. Reduzca las áreas que no son tan importantes para usted, al tiempo que mantiene las áreas que son más eficientes.

7. Usa formas alternativas de energía

Las fuentes alternativas de energía continúan aumentando, especialmente a medida que las formas convencionales de energía aumentan de precio. Los consumidores en algunas áreas pueden comprar energía renovable directamente de los proveedores de energía. Además, puedes usar el sol, el viento y el agua para obtener energía. Las celdas solares, las turbinas eólicas, las celdas de combustible y las estaciones de energía hidroeléctrica continúan ofreciendo una alternativa de bajo costo a la energía tanto en su hogar como en su negocio.


Vídeo: ►AHORRA 60% EN RECIBO DE LA LUZ, TRUCO LEGAL Y RAPIDO, *RESULTADOS*


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com