¿Debería su administrador de oficina también manejar los deberes de recursos humanos?

{h1}

Contratar a un gerente de oficina que también se encargue de las tareas de recursos humanos puede ahorrarle dinero a su empresa. Pero si la persona no está debidamente capacitada, te estás preparando para muchos problemas.

Un gerente de oficina que se encarga de recursos humanos sería considerado multitalento. ¿Pero eso significa necesariamente que es la mejor manera de usar el tiempo de esa persona? También podría estar abriéndose a los problemas si la persona no está debidamente capacitada. Aquí hay algunos criterios que te ayudarán a decidir.

En una pequeña empresa, un gerente de oficina puede tener que asumir el rol de gerente de recursos humanos. Pero antes de que eso suceda, asegúrese de que esta persona esté debidamente educada y tenga las herramientas adecuadas para realizar sus tareas de manera productiva y dentro de los límites de las normas y obligaciones legales. Mil cosas pueden salir mal si esta persona no tiene conocimiento de las posibles responsabilidades inherentes a la gestión de recursos humanos. Aquí hay algunas pautas para ayudarlo a superar esta situación de manera efectiva:

  • Comprender el papel del generalista. Un generalista puede administrar varias tareas y, por lo tanto, deberá tener un amplio conocimiento de los recursos humanos. En una pequeña empresa, las responsabilidades variarán según las necesidades de la empresa. Pero un generalista también debe conocer sus limitaciones y saber cuándo consultar a un especialista. Una persona no puede hacer todo.
  • Decida qué deberes pueden ser subcontratados. Algunas responsabilidades pueden ser mejor dejadas a un consultor externo. Un gerente de oficina que recluta nuevos empleados, por ejemplo, puede que no tenga tiempo para implementar un programa de capacitación. La externalización de la función de capacitación puede ahorrarle tiempo y dinero a su empresa, pero primero deberá decidir qué tipo de capacitación es necesaria. Por otro lado, el gerente de la oficina puede ser perfectamente capaz de supervisar la contratación y supervisión de varios trabajadores. Asegúrese de revisar HR Outsourcing Ba

Un gerente de oficina que se encarga de recursos humanos sería considerado multitalento. ¿Pero eso significa necesariamente que es la mejor manera de usar el tiempo de esa persona? También podría estar abriéndose a los problemas si la persona no está debidamente capacitada. Aquí hay algunos criterios que te ayudarán a decidir.

En una pequeña empresa, un gerente de oficina puede tener que asumir el rol de gerente de recursos humanos. Pero antes de que eso suceda, asegúrese de que esta persona esté debidamente educada y tenga las herramientas adecuadas para realizar sus tareas de manera productiva y dentro de los límites de las normas y obligaciones legales. Mil cosas pueden salir mal si esta persona no tiene conocimiento de las posibles responsabilidades inherentes a la gestión de recursos humanos. Aquí hay algunas pautas para ayudarlo a superar esta situación de manera efectiva:

  • Comprender el papel del generalista. Un generalista puede administrar varias tareas y, por lo tanto, deberá tener un amplio conocimiento de los recursos humanos. En una pequeña empresa, las responsabilidades variarán según las necesidades de la empresa. Pero un generalista también debe conocer sus limitaciones y saber cuándo consultar a un especialista. Una persona no puede hacer todo.
  • Decida qué deberes pueden ser subcontratados. Algunas responsabilidades pueden ser mejor dejadas a un consultor externo. Un gerente de oficina que recluta nuevos empleados, por ejemplo, puede que no tenga tiempo para implementar un programa de capacitación. La externalización de la función de capacitación puede ahorrarle tiempo y dinero a su empresa, pero primero deberá decidir qué tipo de capacitación es necesaria. Por otro lado, el gerente de la oficina puede ser perfectamente capaz de supervisar la contratación y supervisión de varios trabajadores. Asegúrese de revisar los conceptos básicos de recursos humanos para obtener más información.
  • Entrena al entenador. Saber lo que no sabes es una parte fundamental del trabajo de cualquier persona, en particular para un gerente de oficina que se ocupa total o parcialmente de las tareas de Recursos Humanos. Por lo tanto, un gerente de oficina debe estar familiarizado con todas las facetas de la gestión de recursos humanos. Un curso introductorio en la gestión de recursos humanos puede ser deseable. Tal programa ofrecería información que abarca el reclutamiento y la selección; ley de Empleo; conceptos básicos de compensación; beneficios orientar y capacitar a los empleados; y la gestión del rendimiento. Hasta que un gerente de oficina se familiarice con estas áreas, no se puede esperar que sepa cuándo llamar a un especialista.
  • Priorizar En un mundo perfecto, el gerente de su oficina puede manejar todo y mantener la empresa funcionando sin importar lo que pase. Sin embargo, el rol que desempeña el gerente de oficina depende de la complejidad del entorno de trabajo, los tipos de productos y servicios que se ofrecen y la base de clientes de la empresa. La priorización ayudará al gerente de la oficina a evitar descuidar los deberes y responsabilidades críticas. Si la asignación de personal es una prioridad, entonces ese puede ser el lugar donde el gerente de la oficina debe concentrar su tiempo. Por otro lado, si te estás concentrando en implementar nueva tecnología, entonces es donde esta persona debe pasar su tiempo. Eso requiere planificación, por lo que es importante primero hacer un mapa de cómo se completarán estas tareas.
  • Sea consistente y flexible. El hecho de que un individuo tenga múltiples talentos y pueda hacer malabares con cien (o más) deberes a la vez no significa que él o ella siempre puedan hacer milagros. Puede parecer así. Después de todo, es por eso que muchos gerentes de oficina exitosos son prácticamente indispensables. Pero ellos también son humanos. Cambiar sus funciones de trabajo de un día para otro es confuso e irresponsable. Además, eso puede socavar la productividad de una empresa. Lo mejor es implementar una política que le permita al gerente de la oficina llevar a cabo las tareas de Recursos Humanos de manera regular y mantener la flexibilidad necesaria para adaptarse a las condiciones cambiantes del negocio. En otras palabras, brinde al gerente de la oficina las herramientas que necesita para realizar el trabajo, pero proporcione el margen de maniobra necesario para traer expertos cuando sea necesario.
  • Compensar en consecuencia. Si el gerente de su oficina va a asumir tareas de Recursos Humanos, entonces le corresponde a usted compensar adecuadamente. Si el gerente de la oficina fue contratado originalmente para un propósito y luego se le agregaron varias tareas de Recursos Humanos, él o ella debería ser recompensado. Acumular una responsabilidad tras otra, especialmente si uno no está capacitado para manejar estos deberes, puede ser desastroso para una pequeña empresa.

Vídeo: Cómo Ser un Buen Líder • 5 Estrategias de Liderazgo


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com