¡Perorar!

{h1}

Después de tener que escribir y dar un discurso recientemente, se me ocurrieron 8 sugerencias, que espero que ayuden no solo a la expresión oral, sino a la comunicación en general.

Recientemente tuve que dar un discurso y, como es una rareza en mi vida, estaba extremadamente nerviosa. Practiqué una y otra vez, con palmas sudorosas y palpitantes latidos del corazón, y escribí y reescribí este retoño. Ni siquiera fue un discurso largo o particularmente importante para mi carrera. Pero había pasado tanto tiempo desde que se esperaba que me presentara ante una multitud y hablara con elocuencia, una vez en la adolescencia fui capitán del departamento de drama y del equipo de debate, que me permití obtener el Tipo A excesivamente en este asignación.

Y toda la experiencia me hizo pensar en la naturaleza de los discursos: políticos y profesionales, desde brindis de bodas, presentaciones de ventas hasta creadores de historia presidenciales. ¿Cómo se relaciona la escritura de un discurso con nuestra articulación de un tema en particular? ¿Qué habilidades están involucradas en la traducción de una buena idea en un gran discurso? ¿Estas mismas habilidades se traducen en una comunicación exitosa en general?

Aquí hay 8 puntos de importancia que llegué a apreciar en la redacción de mi discurso (que se disparó sin ningún problema, por cierto). Toma de ellos lo que quieras. Reconozco que son básicas, pero fueron las más básicas con las que luché más.

  1. Hora: ¿Cuánto tiempo tienes para dar el discurso? Cuanto tiempo puede te dedicas a tu tema particular? Determinar desde el principio cuánto tiempo tendrá responderá a muchas variables involucradas en la redacción de su discurso: duración, detalle, enfoque, etc. Comience aquí antes de que piense en...
  2. Audiencia: ¿A quién vas a hablar? ¿Cuál es su nivel de conocimiento sobre su tema? ¿Qué es lo que esta audiencia encuentra interesante? ¿Es esto formal? ¿Puedes hacer bromas? Conozca a su audiencia y el tono de su discurso comenzará a tomar forma incluso si aún no está escrito.
  3. Empezar con su introducción que establece quién es usted, su propósito y su tema. Dependiendo de su audiencia (ver más arriba), es posible que desee incluir una broma, una anécdota o un hecho interesante. Una vez que tenga una introducción clara y atractiva, el trabajo real puede comenzar. Ahora es el momento de...
  4. Escribir: Organice su información en puntos principales (entre tres y diez, dependiendo de la duración de su discurso y el enfoque del tema) y priorice éstos según su importancia y eficacia. Una vez que tenga este esquema, será más fácil escribir, escribir, escribir. Agregue soporte a cada punto utilizando estadísticas, hechos, ejemplos, anécdotas, citas u otro material de apoyo. ¿Cuál es el objetivo de tu discurso? ¿Cuál es la idea final que quieres expresar?
  5. Borrar: ¿Qué puntos no son cruciales para su discurso? ¿Está tu punto / objetivo destrozado con demasiadas anécdotas? Practica lo que tienes. ¿Está usted en peligro de pasar por encima de su límite de tiempo?
  6. Suavizarlo: Enlace su introducción, puntos y conclusiones junto con transiciones suaves. Asegúrese de que todo fluya de manera lógica y que su audiencia esté con usted, sin preguntarse a dónde irá con esto.
  7. Concluir: Escriba una conclusión que resuma cada uno de sus puntos, reafirme su propósito principal y deje a la audiencia con una impresión duradera.
  8. Práctica:Una y otra vez. Sentirse cómodo. Sepa lo que va a decir y conózcalo bien. Esto evitará resbalones y otros problemas.

Nota: Es importante practicar el discurso. Practica respirar, hacer una pausa y entrenarte para NO correr a través de todo el asunto. Esta es una inclinación natural, pero debe evitarse, absolutamente.

Recientemente tuve que dar un discurso y, como es una rareza en mi vida, estaba extremadamente nerviosa. Practiqué una y otra vez, con palmas sudorosas y palpitantes latidos del corazón, y escribí y reescribí este retoño. Ni siquiera fue un discurso largo o particularmente importante para mi carrera. Pero había pasado tanto tiempo desde que se esperaba que me presentara ante una multitud y hablara con elocuencia, una vez en la adolescencia fui capitán del departamento de drama y del equipo de debate, que me permití obtener el Tipo A excesivamente en este asignación.

Y toda la experiencia me hizo pensar en la naturaleza de los discursos: políticos y profesionales, desde brindis de bodas, presentaciones de ventas hasta creadores de historia presidenciales. ¿Cómo se relaciona la escritura de un discurso con nuestra articulación de un tema en particular? ¿Qué habilidades están involucradas en la traducción de una buena idea en un gran discurso? ¿Estas mismas habilidades se traducen en una comunicación exitosa en general?

Aquí hay 8 puntos de importancia que llegué a apreciar en la redacción de mi discurso (que se disparó sin ningún problema, por cierto). Toma de ellos lo que quieras. Reconozco que son básicas, pero fueron las más básicas con las que luché más.

  1. Hora: ¿Cuánto tiempo tienes para dar el discurso? Cuanto tiempo puede te dedicas a tu tema particular? Determinar desde el principio cuánto tiempo tendrá responderá a muchas variables involucradas en la redacción de su discurso: duración, detalle, enfoque, etc. Comience aquí antes de que piense en...
  2. Audiencia: ¿A quién vas a hablar? ¿Cuál es su nivel de conocimiento sobre su tema? ¿Qué es lo que esta audiencia encuentra interesante? ¿Es esto formal? ¿Puedes hacer bromas? Conozca a su audiencia y el tono de su discurso comenzará a tomar forma incluso si aún no está escrito.
  3. Empezar con su introducción que establece quién es usted, su propósito y su tema. Dependiendo de su audiencia (ver más arriba), es posible que desee incluir una broma, una anécdota o un hecho interesante. Una vez que tenga una introducción clara y atractiva, el trabajo real puede comenzar. Ahora es el momento de...
  4. Escribir: Organice su información en puntos principales (entre tres y diez, dependiendo de la duración de su discurso y el enfoque del tema) y priorice éstos según su importancia y eficacia. Una vez que tenga este esquema, será más fácil escribir, escribir, escribir. Agregue soporte a cada punto utilizando estadísticas, hechos, ejemplos, anécdotas, citas u otro material de apoyo. ¿Cuál es el objetivo de tu discurso? ¿Cuál es la idea final que quieres expresar?
  5. Borrar: ¿Qué puntos no son cruciales para su discurso? ¿Está tu punto / objetivo destrozado con demasiadas anécdotas? Practica lo que tienes. ¿Está usted en peligro de pasar por encima de su límite de tiempo?
  6. Suavizarlo: Enlace su introducción, puntos y conclusiones junto con transiciones suaves. Asegúrese de que todo fluya de manera lógica y que su audiencia esté con usted, sin preguntarse a dónde irá con esto.
  7. Concluir: Escriba una conclusión que resuma cada uno de sus puntos, reafirme su propósito principal y deje a la audiencia con una impresión duradera.
  8. Práctica:Una y otra vez. Sentirse cómodo. Sepa lo que va a decir y conózcalo bien. Esto evitará resbalones y otros problemas.

Nota: Es importante practicar el discurso. Practica respirar, hacer una pausa y entrenarte para NO correr a través de todo el asunto. Esta es una inclinación natural, pero debe evitarse, absolutamente.


Vídeo: Definición de perorar


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com