Top 10 errores de litigios

{h1}

Los errores de litigio pueden ocurrir en cualquier momento, desde el momento en que presenta su demanda hasta el momento en que sale el jurado para comenzar las deliberaciones. Esta lista le dará una idea de algunas de las cosas que pueden salir mal. Los errores de litigio pueden ocurrir si usted se representa a sí mismo en un asunto de pequeña empresa contra un ex socio de negocios o un abogado con 25 años de experiencia e innumerables juicios. Una de las razones puede ser recomendable contratar a un abogado para que lo represente en un litigio

Los errores de litigio pueden ocurrir en cualquier momento, desde el momento en que presenta su demanda hasta el momento en que sale el jurado para comenzar las deliberaciones. Esta lista le dará una idea de algunas de las cosas que pueden salir mal.

Los errores de litigio pueden ocurrir si usted se representa a sí mismo en un asunto de pequeña empresa contra un ex socio de negocios o un abogado con 25 años de experiencia e innumerables juicios. Una de las razones por las que puede ser recomendable contratar a un abogado para que lo represente en un litigio es que un abogado de litigios conoce las reglas de los litigios, mientras que usted, como propietario de una pequeña empresa, no lo hace.

  1. No contratar a un abogado. Una vez que se haya presentado una demanda, tendrá que lidiar con una gran cantidad de cuestiones relacionadas con el caso en sí, incluidas las cuestiones de procedimiento para litigios, cuestiones de tiempo, problemas de pruebas y el juicio en sí. El litigio es complicado, costoso y estresante. Si no está preparado para manejar todos estos problemas por su cuenta, puede ser un error no haber contratado a un abogado para que lo represente.
  2. No estar bien preparado. Usted es la persona que mejor conoce los hechos de su caso y los problemas; sin embargo, el litigio necesariamente requiere que demuestre su caso a otra persona: el juez y el jurado. Debe preparar todos los aspectos de su caso completamente.
  3. No ser cortés y no mantener el comportamiento adecuado de la sala de audiencias en todo momento. Es importante ser educado, cortés y respetuoso con todas las partes, incluidos el juez, el jurado, el personal de la corte, sus testigos, el abogado opositor, la parte opuesta y los testigos opuestos. Puede estar seguro de que el jurado y el juez observarán cada movimiento que haga mientras esté frente a ellos. Esto incluye no ser demasiado antagónico, argumentativo, disruptivo o hacer demasiadas objeciones en cualquier parte del litigio. Aunque el litigio necesariamente involucra a dos partes con puntos de vista diferentes sobre los hechos, sin embargo, usted trabajará con la parte contraria y el abogado opositor por su duración.
  4. No seguir las normas locales y estatales o federales. Cada estado tiene sus propias reglas y procedimientos que rigen los litigios. Y además de que cada estado tenga sus propias reglas, cada condado y cada sala de audiencias también tendrán sus propias reglas y procedimientos. Dondequiera que litigue su caso, es fundamental que conozca y siga las reglas que, si no se siguen, tendrán graves consecuencias para su caso.
  5. No prestar atención a los plazos y plazos. El litigio está lleno de reglas relacionadas con la puntualidad y los plazos para completar y responder a ciertas tareas. Las posibles consecuencias por no cumplir con una fecha límite incluyen la eliminación de evidencia o testigos importantes o la pérdida del juicio en sí. Debe familiarizarse con todos los plazos y plazos.
  6. No investigue a fondo ni prepare a sus testigos y no prepare a fondo su evidencia. Esto incluye no asegurarse de que sus testigos y pruebas sean admisibles en el tribunal. Sus testigos y evidencia son las claves para probar su caso. Necesita saber todo sobre los testigos y la evidencia para presentar su mejor caso posible y evitar sorpresas. También debe asegurarse de que sus testigos estén disponibles para testificar en su nombre, tanto en las declaraciones como en el tribunal.
  7. No establecer y probar todos y cada uno de los elementos de su caso, incluidos los daños; o no probar daños para su caso y solo probar responsabilidad.

  8. Hacer una pregunta bajo juramento o en audiencia pública abierta a la cual aún no conoce la respuesta.
  9. Sin considerar el caso de la otra parte. La otra parte tendrá su propia teoría de la disputa, que debe anticipar y estar preparado para disputar y desestimar. Usted debe estar preparado para el control de daños. El otro lado presentará su propia evidencia, testigos y teorías. Debe preparar sus respuestas al otro lado tan cuidadosamente como prepara su propio caso.
  10. No contar una historia buena y creíble que sea comprensible y tenga sentido. Debe presentar su caso al jurado no solo de una manera que tenga sentido, sino también de una manera que puedan entender. Si hay asuntos técnicos u otros temas difíciles involucrados en su caso, explíquelos en términos legos comprensibles. Necesitas explicar la cronología del caso. Si hay lagunas en su evidencia, explíquelas también. Tienes que presentar tu historia de una manera que les haga querer creerte y gobernar a tu favor.

Para obtener más información, vaya a la sección de Litigios del Centro Legal en howtomintmoney.com.

Los errores de litigio pueden ocurrir en cualquier momento, desde el momento en que presenta su demanda hasta el momento en que sale el jurado para comenzar las deliberaciones. Esta lista le dará una idea de algunas de las cosas que pueden salir mal.

Los errores de litigio pueden ocurrir si usted se representa a sí mismo en un asunto de pequeña empresa contra un ex socio de negocios o un abogado con 25 años de experiencia e innumerables juicios. Una de las razones por las que puede ser recomendable contratar a un abogado para que lo represente en un litigio es que un abogado de litigios conoce las reglas de los litigios, mientras que usted, como propietario de una pequeña empresa, no lo hace.

  1. No contratar a un abogado. Una vez que se haya presentado una demanda, tendrá que lidiar con una gran cantidad de cuestiones relacionadas con el caso en sí, incluidas las cuestiones de procedimiento para litigios, cuestiones de tiempo, problemas de pruebas y el juicio en sí. El litigio es complicado, costoso y estresante. Si no está preparado para manejar todos estos problemas por su cuenta, puede ser un error no haber contratado a un abogado para que lo represente.

  2. No estar bien preparado. Usted es la persona que mejor conoce los hechos de su caso y los problemas; sin embargo, el litigio necesariamente requiere que demuestre su caso a otra persona: el juez y el jurado. Debe preparar todos los aspectos de su caso completamente.

  3. No ser cortés y no mantener el comportamiento adecuado de la sala de audiencias en todo momento. Es importante ser educado, cortés y respetuoso con todas las partes, incluidos el juez, el jurado, el personal de la corte, sus testigos, el abogado opositor, la parte opuesta y los testigos opuestos. Puede estar seguro de que el jurado y el juez observarán cada movimiento que haga mientras esté frente a ellos. Esto incluye no ser demasiado antagónico, argumentativo, disruptivo o hacer demasiadas objeciones en cualquier parte del litigio. Aunque el litigio necesariamente involucra a dos partes con puntos de vista diferentes sobre los hechos, sin embargo, usted trabajará con la parte contraria y el abogado opositor por su duración.

  4. No seguir las normas locales y estatales o federales. Cada estado tiene sus propias reglas y procedimientos que rigen los litigios. Y además de que cada estado tenga sus propias reglas, cada condado y cada sala de audiencias también tendrán sus propias reglas y procedimientos. Dondequiera que litigue su caso, es fundamental que conozca y siga las reglas que, si no se siguen, tendrán graves consecuencias para su caso.

  5. No prestar atención a los plazos y plazos. El litigio está lleno de reglas relacionadas con la puntualidad y los plazos para completar y responder a ciertas tareas. Las posibles consecuencias por no cumplir con una fecha límite incluyen la eliminación de evidencia o testigos importantes o la pérdida del juicio en sí. Debe familiarizarse con todos los plazos y plazos.

  6. No investigue a fondo ni prepare a sus testigos y no prepare a fondo su evidencia. Esto incluye no asegurarse de que sus testigos y pruebas sean admisibles en el tribunal. Sus testigos y evidencia son las claves para probar su caso. Necesita saber todo sobre los testigos y la evidencia para presentar su mejor caso posible y evitar sorpresas. También debe asegurarse de que sus testigos estén disponibles para testificar en su nombre, tanto en las declaraciones como en el tribunal.
  7. No establecer y probar todos y cada uno de los elementos de su caso, incluidos los daños; o no probar daños para su caso y solo probar responsabilidad.

  8. Hacer una pregunta bajo juramento o en audiencia pública abierta a la cual aún no conoce la respuesta.

  9. Sin considerar el caso de la otra parte. La otra parte tendrá su propia teoría de la disputa, que debe anticipar y estar preparado para disputar y desestimar. Usted debe estar preparado para el control de daños. El otro lado presentará su propia evidencia, testigos y teorías. Debe preparar sus respuestas al otro lado tan cuidadosamente como prepara su propio caso.

  10. No contar una historia buena y creíble que sea comprensible y tenga sentido. Debe presentar su caso al jurado no solo de una manera que tenga sentido, sino también de una manera que puedan entender. Si hay asuntos técnicos u otros temas difíciles involucrados en su caso, explíquelos en términos legos comprensibles. Necesitas explicar la cronología del caso. Si hay lagunas en su evidencia, explíquelas también. Tienes que presentar tu historia de una manera que les haga querer creerte y gobernar a tu favor.

Para obtener más información, vaya a la sección de Litigios del Centro Legal en howtomintmoney.com.


Vídeo: 6 Guerras Mas Mortales de América


Es.HowToMintMoney.com
Reservados Todos Los Derechos!
Reimpresión De Los Materiales Es Posible Con Referencia A La Fuente - Página Web: Es.HowToMintMoney.com

© 2012–2019 Es.HowToMintMoney.com